Oktoberfest en Munich: alegrías cerveceras

viernes, 16 de septiembre de 2011


Este desmadre en que se convierte Munich desde la segunda mitad de Setiembre hasta los inicios de Octubre empezó como una sencilla e inofensiva celebración de boda hace poco más de 200 años. Entonces, quien iba a ser el rey Luis I de Baviera se casó con la princesa Teresa y para celebrar tal acontecimiento organizaron en las afueras de la villa una gran fiesta, carreras de caballos incluidas. Desde entonces se hizo costumbre tener como pretexto la llegada del otoño para calmar la sed y el hambre y enrojecer de alegría los ya bastante rojos mofletes bávaros. De esa extravagancia real nace lo que es una de las fiestas más grandes de toda Europa y que congrega a más 6 millones de hombres y mueres ávidos de música, cerveza y desenfreno.



El jolgorio empieza con la Brewer’s Parade el primer día del festival hasta que el alcalde de Munich golpea un grifo de un barril cervecero y da inicio a los 16 días en los que la capital bávara deja de lado su sofisticación y aire provinciano para convertirse en la capital del Europa por la inmensa cantidad y variedad de gente que arriba. Nosotros llegamos unos días después del inicio oficial del festival por lo que no pudimos ver la inauguración pero sea cual sea el día en que decidas ir el júbilo está asegurado.

OKTOBERFEST - Munich - Alemania

Para ello hay que ir hasta THERESIEN-WIESE (hay una parada de U-Bahn con ese nombre) el cual es un espacio ubicado en el sudoeste de la ciudad designado así en honor a la princesa Teresa. Es buena idea ir a ver el Oktoberfest de día pues la cosa es más tranquila, hay espacio en las tiendas cerveceras o FESTHALLE, se ven familias bávaras vestidas tradicionalmente, celebrando y comiendo. El ambiente es más "tradicional" que cosmopolita. Claro, también hay que ir de noche pues es bueno tener las dos visiones.

En el subterráneo hay muchos afiches por la celebración del OKTOBERFEST - Munich - Alemania
El sitio es inmenso, una pequeña ciudad donde la alegría es ley. Las entradas a las tiendas son ingeniosas, con muñecos mecánicos o adornos graciosos que invitan a entrar. Una vez dentro se oye música en vivo, se ven los pizarrones en donde se indican cuantos cerdos o vacas ya va vendiendo cada restaurante. Pese a ser temprano cuando llegamos ya había mucha gente en las largas mesas de madera. Arriba los techos estaban cubiertos de telas celestes y blancos que son el color de la bandera de Baviera.

OKTOBERFEST - Munich - Alemania
OKTOBERFEST - Munich - Alemania
OKTOBERFEST - Munich - Alemania



OKTOBERFEST - Munich - Alemania
OKTOBERFEST - Munich - Alemania
OKTOBERFEST - Munich - Alemania
OKTOBERFEST - Munich - Alemania
OKTOBERFEST - Munich - Alemania
OKTOBERFEST - Munich - Alemania
OKTOBERFEST - Munich - Alemania
Hay que ir hasta el RUHMESHALLE (el Hall de la Fama) el cual es una sala abierta sostenida por columnas jónicas y donde hay estatuas de 77 líderes bávaros. Frente a este recinto está la estatua de BAVIERA, la imponente diosa germánica a cuyos pies hay un gran león. Está toda hecha de hierro lo cual la hace la primera imagen monumental hecha en ese material, incluso más antigua que la Estatua de la Libertad. Se puede pasear por los interiores de la diosa pagando 3 euros y disfrutar de una excelente vista del festival.

OKTOBERFEST - Munich - Alemania
OKTOBERFEST - Munich - Alemania
Prepararnos para salir a divertirnos en la noche al OKTOBERFEST nos tomó algo de tiempo ya que tuve que luchar contra mi sentido del ridículo para vestirme de bávaro: es decir ponerme el LEDERHOSEN (pantalón), la camisa bicolor, las altas y gruesas medias y la pañoleta roja al cuello. Para mi tranquilidad descubrí que estar vestido de bávaro en esos días es más común que tomarse una cerveza ya que las calles se ven llenas de gente usando esa vestimenta y algunos van bailando o cantando cuando el alcohol ya ha hecho lo suyo.


Y allí fuimos. Llegamos a las 07 y 30 pm, cosa nada recomendable ya que todas las tiendas y cervecerías están repletas y se deben hacer  inmensas colas para entrar en una de ellas y si lo logras y no encuentras mesas libres no se te venderá cerveza pues para ello hay que estar sentado. Buscar un espacio vacío era una misión imposible: era alucinante abrirse paso entre toda la gente parada sobre los bancos o las mesas, sosteniendo en sus manos monumentales vasos de espumosa cerveza y cantando y moviéndose al ritmo de la música que tocaban las bandas. Por momentos eso parecía más bien un estadio de fútbol donde desaforados y apasionados hinchas gritaran al unísono las mismas arengas.

OKTOBERFEST - Munich - Alemania
OKTOBERFEST - Munich - Alemania
Nos encontramos con mi amiga Yessica, quien a su vez estaba con su amigo suizo Sandro. Ella propuso ir a las tiendas que estaban casi al final y eso fue una excelente idea. Si bien, no son las más conocidas al menos si cuentan con sitios donde sentarse (afuera). El inmenso vaso de cerveza de 1 litro (¡!) cuesta 10 euros; en realidad el costo es 8.50 pero es tradición dejar 1.50 para el "bávaro" que te la trae quien lo agradece muy amablemente y que por ende te atiende sin displicencia. Algunas veces son las "bávaras" las que te traen las cervezas: mujeres fuertes y grandes; no te dejes encantar por la generosa imagen que dejan ver sus pronunciados escotes y caer en la tentación de querer comprobar si es verdad tanta belleza pues viene la "victima" con sus colegas y... No hay cerveza sin "Pretzel" (pan bávaro) así que nos pedimos unos cuantos para acompañar. Estos panes salados suelen costar entre 2 a 4 euros.

Cada mesa es un pequeño babel donde se encuentran todas las nacionalidades; las carcajadas se confunden con los gritos de los que en ese momento prueban el vértigo en la "Montaña Rusa" y con la música en vivo que se toca en la tienda. A un lado están los ingleses que ya se sabe que suelen irse a otros países para hacer lo que en su isla querida no se animarían hacer; más allá los españoles ya bastante motivados por la birra sacan su bandera e imitan a un torero; los noruegos de al lado parecen más calmos y hieráticos hasta para reírse y van dejando sus vasos de cerveza a la mitad lo cual es un buen indicador de que les falta sed pero les sobra la plata. Los más de 6 millones de litros de cerveza que se toman en esta fiesta disuelven las barreras, todos son amigos, todos cantan, las personas van abrazadas porque solas seguro que se caerían.

OKTOBERFEST - Munich - Alemania
Fue una noche inolvidable: reímos como locos, bailamos como latinos y bebimos como alemanes, en fin vivimos.



Pablo



DATOS UTILES



  • La entrada al OKTOBERFEST y a las tiendas que cada cervecería pone en el recinto es gratuita.


  • Las tiendas cierran a las 11 pm por lo que solo se pueden pedir cerveza hasta las 10 y 30 de la noche.

  • No está demás decir que en estas fechas es casi imposible encontrar alojamiento, muchas veces se hacen las reservas con un año de anticipación; yo conocí casos de chicos ingleses que se habían tenido que quedar a dormir en el subterráneo.


  • Si bien hay muy buen rollo en la fiesta y es muy seguro es bueno saber que siempre se dan casos de peleas y otros actos violentos en las afueras, sobre todo en las centrales de tren de la ciudad por lo que es bueno tomar las debidas precauciones.


  • El BIER Y OKTOBERFESTMUSEUM, ubicado en una casa del siglo XIV a pocas calles de MARIENPLATZ, es un pequeño local que brinda información sobre la cerveza y la fiesta que la tiene como su razón de ser. Allí además hay un pub que atiende por las tardes.

2 comentarios:

JMBA dijo...

Enhorabuena, Pablo, por estas crónicas de viaje tan excelentemente escritas y tan detalladas e ilustradas.

A pesar de que sí conozco Munich, he aprendido muchas cosas leyendo tus artículos.

Nunca he estado en la Oktoberfest. Una asignatura pendiente...

Saludos.
José María

Pablo Solórzano dijo...

José María, muchas gracias por tu comentario y por darte una vuelta por aquí. Me alegra que hayas conocido Munich, yo he ido 2 veces y me ha fascinado y claro también me ha faltado tiempo para ver todo lo que ofrece. El Oktoberfest nunca fue mi prioridad pero siempre es bueno empaparse de todo así que alli nos fuimos y no me quejo, me divertí y mucho. Espero que tengas la portunidad de conocerlo. Un abrazo a la distancia. Pablo

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...