El teatro de Epidauro : el sonido del tiempo

martes, 27 de agosto de 2013



Conocidas la Acrópolis de Atenas y el Cabo Sunio (ver entradas anteriores) era momento de seguir recorriendo la historia de la inmortal GRECIA así que nos fuimos a conocer una de las zonas más famosas del país y cuyo nombre suena a mitos y héroes: EL PELOPONESO. 


Unida al continente gracias a los escasos 6 kilómetros de anchura que posee el istmo de Corinto, en esta zona se ubican parte de los monumentos más grandiosos de Grecia, algunos de los cuales conoceremos. Como imaginarás tenía ganas de recorrerlos  todos pero es que había poco tiempo y la zona es inabarcable en un solo día. Pero al menos nos “consolamos” con conocer tres alucinantes sitios de la ARGOLIDA, la provincia del PELOPONESO con más restos arqueológicos. 


Empezaremos la ruta (ver mapa abajo) visitando uno de los teatros mejor conservado de la época clásica: EL TEATRO DE EPIDAURO; luego iremos a ver una gema desconocida y que fue toda una agradable sorpresa: el elegante pueblo de NUPLIA, donde visitamos su pequeño pero hermoso castillo ubicado en una isla; y por último llegaremos hasta las macizas murallas de MICENAS detrás de las cuales los reyes atreosescondieron sus tesoros y vivieron unas vidas desmesuradas y violentas. 

EL TEATRO DE EPIDAURO. GRECIA.

UN SANTUARIO PARA CURARSE


El viaje que se hace desde ATENAS hasta este lugar te lleva por una costa salpicada de pueblos encantadores y rincones donde gente rica ha encontrado (o se ha mandado a hacer) un paraíso privado.

COSTA DEL PELOPONESO. GRECIA.

Como ya hemos dicho líneas arriba, nos trae hasta EPIDAURO el interés por conocer su fascinante TEATRO. En realidad todo el mundo viene para eso aunque en el siglo 4 antes de nuestra era la gente cruzaba grandes distancias para venir a buscar aquí la salud perdida ya que en este sitio se ubicaba el santuario del dios ASCLEPIO. Este personaje era hijo de APOLLO y de CORONIS, y fue educado en las artes de la sanación por QUIRON, el más sabio de los centauros quien también educó a AQUILES. Tan experto se hizo ASCLEPIO que incluso aprendió a resucitar a los muertos motivo por el cual ZEUSlo mató a fin de mantener el orden del mundo.

Santuario de Asclepio en Epidauro.Grecia. Foto de http://sobregrecia.com/

El dios curador logró una fama sin precedentes y de sus milagros se hablaban en lugares remotos del mundo de entonces. Enfermos, apestados y desesperados llegaban hasta aquí buscando sanación. Las maneras de curarlos eran diversas, se cree, por ejemplo, que se usaban a las serpientes para que con algunos lametazos sanaran diversos males, quizás este sea el motivo por el cual el dios de la curación que aquí se veneraba estuviera representado con un bastón y flanqueado por una serpiente. También se sanaba a los enfermos a través de la dieta, hierbas y hasta la cirugía. Con el tiempo el sitio se transformó en un una especie de ciudad balneario donde la cura consistía en reposo e hidroterapia. 

¡A ESCENA!


Aunque el adoratorio de ASCLEPIO está cerca toda la gente viene aquí más que nada para ver el TEATRO en el cual se vienen presentando piezas desde el siglo 3 antes de Cristo. Y es que pocos sitios están tan bien conservados y mantienen una gran fidelidad a la imagen que debieron haber tenido en el pasado. 


Dicen que la acústica de este teatro es casi perfecta y que se si se tira una moneda al centro puede ser oída hasta en el asiento más alto. De demostrar la calidad del sonido que se puede alcanzar allí se encargan los guías turísticos que animan a sus grupos a ponerse de pie en el medio y cantar lo que quieran. Vi coros japoneses que parecían haberse dado la vuelta al mundo solo para llegar hasta este lugar (el centro del centro) y cantar todos juntos un temita medio romanticón. En verdad eso lo hace todo el mundo. Mi hermana no quiso quedarse atrás y decidió dejar huellas de peruanidad en medio de tanto clasicismo: se lanzó con una estrofita de LA FLOR DE LA CANELA. Imagino que le debimos dar una sorpresa a los dioses griegos oyendo por primera vez en este recinto un valsecito peruano. Y eso que no había guitarra ni cajón que sino armábamos en el Olimpo “la de dios es cristo”.  De vez en cuando los mortales tenemos que desconcertar a los de arriba.

EL TEATRO DE EPIDAURO. GRECIA.
EL TEATRO DE EPIDAURO. GRECIA.
EL TEATRO DE EPIDAURO. GRECIA.
EL TEATRO DE EPIDAURO. GRECIA.
EL TEATRO DE EPIDAURO. GRECIA.

Cabo Sunio : mito, magia y belleza

viernes, 23 de agosto de 2013




La desmemoria de TESEO mató a su padre, el rey EGEO. Le había prometido que si sobrevivía al combate contra el MINOTAURO de CRETA izaría velas blancas en su barco durante el viaje de regreso. Si moría, la tripulación elevaría las velas negras del duelo. Ebrios de alegría por haber logrado semejante hazaña Teseo y su gente olvidaron lo acordado. Egeo estaba en el CABO SUNIO cuando vio los barcos acercándose con la oscura noticia que representaba el negror de sus velas y loco de dolor se lanzó por el abismo hacia el mar que desde entonces llevaría su nombre. ¿Moraleja? Podría haber muchas. Quiero creer que lo que los griegos de entonces (ese pueblo maravilloso que como ninguno otro ha creado mitos increíbles) nos decían que la desmemoria mata a nuestros ancestros lo que significa que al olvidarlos –olvidar mucho de lo bueno que nos han enseñado- nos condenamos a nosotros mismos, es nuestra propia perdición. 


Pero los griegos no solo eran geniales creando mitos, sino también escogiendo los sitios donde construían los templos para sus divinidades. CABO SUNIO es la mejor muestra de ello. Se funden allí la belleza de la arquitectura, la magia del paisaje, el misterio del mito, la gloria de la historia. No se puede pedir más. 

TEMPLO DE POSEIDON. CABO SUNIO-GRECIA.
Habíamos cruzado todo el ATICA, ese espacio que en la antigua Grecia fuera un importante centro espiritual; vimos las costas de arena dorada en los que antiguamente se construían lugares para la devoción y hoy se levantan urbanizaciones turísticas y residenciales que sirven de refugio para atenienses que huyen del barullo de la vieja capital griega. Hasta que llegamos a la punta de esa especie de inmensa península y bajamos del coche para, previo pago de la entrada, caminar hacia ese promontorio sobre el que se eleva el templo de POSEIDON construido en el 444 a. C. (¡tiene más de 2,500 años en pie!). El dios del mar que no pudo tener mejor lugar para su adoración: las opalescentes columnas del edificio le dan la cara a una líquida planicie turquesa en cuya superficie el sol reposa destellos de mágica luz.

TEMPLO DE POSEIDON. CABO SUNIO-GRECIA.
TEMPLO DE POSEIDON. CABO SUNIO-GRECIA.
CABO SUNIO-GRECIA.

Por momentos parece que en ninguna parte del mundo la luminosidad es más poderosa, ni el mar más puro, ni la tierra más bella. Llámame exagerado, no he de ser el único. También cayó en el hechizo de este sitio el romántico y “maldito” Lord Byron quien seguramente tuvo la misma suerte que yo: encontrar el templo de POSEIDON sin ningún turista alrededor. Ventajas de viajar en Octubre, mes en el que uno puede liberarse de toda la marabunta turística y del exagerado calor sin que por ello falte luz. 


Tanto le gustó al poeta inglés el sitio que se le ocurrió grabar su nombre en una de las columnas. Sentó así el peor de los precedentes: le siguieron el mal ejemplo (siempre es más fácil seguir un mal ejemplo, ya se sabe) miles de seres humanos más, ansiosos todos de eternizar su recuerdo sobre la piedra. Hay por allí algún escrito que dice: "Onésimo se acordó de su hermana Chresté" (¡!).


Bueno, el bardo aventurero no necesitaba hacer eso si quería pasar a la historia, su temprana y romántica muerte tratando de liberar Grecia de los turcos le pondría inmediatamente en las estancias de la eternidad.  Era una especie de retribución: Byron fue poeta gracias a la tierra homérica. Dijo alguna vez: “Si soy poeta es gracias al aire de Grecia”. Le debemos justamente a HOMERO la primera mención de este bello sitio; en la ODISEA pone en boca de NESTOR estas palabras: 

“Pero cuando llegamos al sagrado Sunium, el promontorio de Atenas, Febo Apolo mató al piloto de Menelao alcanzándole con sus suaves flechas.”

CABO SUNIO-GRECIA.
CABO SUNIO-GRECIA.

Grecia inmortal: maravillas de la Acropólis

domingo, 18 de agosto de 2013



Querido(a) viajero(a), improbable lector(a), yo como tú (como muchos de ustedes) también había estado en ATENAS sin haber ido nunca. Y lo había hecho desde muy niño, desde aquellos días en que a mis hermanos se les dio por coleccionar los pequeños tomos de la HISTORIA UNIVERSAL DE CARL GRIMBERG, los cuales eran vendidos cada semana con una revista peruana. Los que recuerdo haber leído de forma voraz eran los de GRECIA y los de ROMA. Mi fascinación fue tal que hasta apuntaba en un cuadernito la secuencia de los hechos, los nombres de los personajes, y hasta hacía esquemas basados en lo que leía y que solo mi imaginación de niño podría haber entendido.


Ya había “estado” en ATENAS, la grande. Ya había conocido a sus mejores hombres. ¿Qué poder tiene la Historia bien contada para transportarnos hasta un lugar lejano, hasta un tiempo pretérito? Desde entonces supe que aunque la ficción es fabulosa, nada podía superar los hechos de la Historia; nada podía superar a la narración de los grandes, y también los alevosos, actos que el hombre ha sido capaz de realizar desde siempre.


Por eso, estar en Atenas, ver como la ACROPOLIS emergía sobre el pálpito caótico de la moderna capital griega, me hacía poner en la cara ese mohín de incredulidad que es inevitable cuando se tiene experiencias como éstas: ¿Estoy aquí, en verdad estoy YO aquí? Y sí, sí que lo estaba. Atenas no solo existía en los libros. Atenas no solo era un lugar ubicado en los límites del mito y la realidad. No. Atenas existía, era un lugar por donde uno podía caminar atormentado por el bullicio, por la velocidad con la que se mueven sus nuevos habitantes, agotado por cruzar la anchura de su espacio de punta a punta: Atenas es real.





Este blog tiene por nombre LA BRUJULA DEL AZAR. Creo haberlo explicado, pero me atrevo a repetirlo: el nombre de marras se debe sobre todo al hecho de que me he pasado la vida viajando y viviendo en sitios donde nunca jamás había planeado  estar y a los que sin embargo fui por pura casualidad, por puro azar... y mucha fortuna. Grecia era uno de esos sitios adonde llegué llevado por la suerte, por los caprichos del destino. Alabados sean los dioses.  


Sí, Grecia, el lugar que tú querido(a) viajero(a),  al igual que yo, escribiste en ese papelito donde alguna vez te ordenaron poner los nombres de los 5 lugares que alguna vez quisieras conocer. No me digas que no escribiste el nombre de este país fantástico y contradictorio porque eso sería imposible de creer.




Era 2009 y mi hermana todavía vivía allí. Desde Londres (donde entonces yo residía) no era tan difícil ir aunque había que hacer algunos esfuerzos. Los dioses se lo merecían: un madrugón para cruzar toda la capital británica desde Richmond hasta el aeropuerto de GATWICH; la incomodidad de los asientos poco reclinables en el avión de una línea low-cost; la ansiedad y los nervios por planificar un viaje tan especial como éste. Y valió la pena. Claro que valió la pena. Pueden dar fe de ello cada uno de los pálpitos emocionados que dio mi corazón cuando nos fuimos acercando a LA ACROPOLIS que, como he dicho, emergía como el tesoro inalcanzable por sobre la inmensa capital griega. La emoción alcanzó niveles de órdago cuando se hicieron más notorias las columnas de EL PARTENON que aparece como si fuera una bisagra que une cielo y tierra. El sueño estaba casi cumplido. Ya me moría de ganas por empezar a caminar a la sombra de todo ello. Subimos.


Posiblemente Atenas sería una ciudad sin mucha gracia sino estuviera desparramada a la milenaria sombra de esta “ciudad elevada” que es como se podría traducir la palabra ACROPOLIS. De eso te das cuenta cuando miras la capital desde las mismas alturas desde donde antiguamente sabios y genios miraron el mundo.



Entre el caos dilatado que es Atenas algún claro aparece en la que se puede ver alguna ruina que milagrosamente ha resistido la aparición de casas y edificios con los que prácticamente colindan: es como si una marea blanca de concreto hubiese llegado casi hasta la misma base de las ruinas: estoy seguro que ni siquiera los muchos ejércitos que la saquearon han significado tanta amenaza para la ACROPOLIS como lo es la desbocada urbanización.  Parece haber pocos espacios verdes, el cemento se ha comido todo. Hoy uno de esos filósofos peripatéticos que antaño amaban caminar en los bosques para que los encontrase allí la chispa de las ideas no tendría espacio para ir a por esa luz inspiradora. El cemento no deja espacio para la filosofía.




Debajo de la Acropolis no solo hay callejuelas donde se agolpan desesperados los turistas a comprar todo aquello que deje certeza de que fueron (fuimos) felices en la capital helénica. También está el extraordinario NUEVO MUSEO DE LA ACROPOLIS. La visita a este sitio lo recomiendo antes de subir a ver las ruinas ya que da una excelente idea de la historia griega y de lo que vamos a ver. También, claro, se nos hace conocer, casi “sin querer”, el expolio que ha sufrido este maravilloso lugar por parte de esas potencias del ayer que hoy no quieren entregar el botín que se llevaron y guardan bien esos tesoros como modernos Ali-babas.


Pero bueno, pasemos el trago amargo metiéndonos de lleno en la ACROPOLIS. El paseo empezó bien. Lo primero que vimos fue una cosa hermosa: el teatro romano de HERODES ATICO

Anfiteatro de HERODES ATICO en la ACROPOLIS. ATENAS - GRECIA.
Anfiteatro de HERODES ATICO en la ACROPOLIS. ATENAS - GRECIA.

La poesía del viaje : Ryszard Kapuscinski

domingo, 11 de agosto de 2013



"Si de entre las muchas verdades eliges una sola y la persigues ciegamente, ella se convertirá en falsedad, y tú, en un fanático."

"Cuando los estudiantes de periodismo me preguntan cómo deben prepararse para ser corresponsales en el extranjero, les digo que son imprescindibles ocho requisitos: tener buena salud; conocer lenguas extranjeras; saber viajar; ser abiertos a otras personas y a otras culturas; sentir pasión por este trabajo y, finalmente, intentar pasarlo todo por la criba de la reflexión."

"La lengua es para mí una noción más amplia de como se la suele encasillar. A mi entender, situaciones, gestos, colores y formas también son “lengua”. La información me llega no sólo de las palabras que me dirige una persona, sino también de todo el paisaje que la envuelve, de la atmósfera, del comportamiento de la gente, de mil detalles: todo lo que me rodea dice cosas."

"El estereotipo, justamente porque no es fruto de conocimientos sino de emociones, es muy peligroso. Nos imposibilita toda tentativa de llegar al otro, de comprender sus razones; por eso es un mal, muy extendido además."

"La paradoja de este oficio consiste en que la escritura nace del viaje y el viaje imposibilita la escritura, pues es demasiado precioso como para restarle siquiera un ápice de tiempo."

"Para mí (los viajes) más preciados son los del reportero, etnográficos, antropológicos y cuya finalidad consiste en un mejor conocimiento del mundo, de la historia, de los cambios que se operan en la Tierra."

"El viaje del reportero excluye todo aquello que caracteriza a la excursión turística. Exige arduo trabajo y gran preparación teórica. Hay que documentarse a fondo sobre el territorio que se piensa visitar. Ajeno al ocio, transcurre en medio de una absoluta concentración… Si su destino se sale del ámbito europeo o norteamericano, el viaje del reportero se convierte en una fuente inagotable de penalidades y malos ratos […] y cansa hasta la extenuación […] Por eso todo reportero “padece” de cierto exceso emocional: la pasión. Si no fuera por la pasión no habría ningún motivo para viajar en las condiciones en que lo hace."

Foto de la página http://www.controladoresaereos.org/
 
"Cuando un reportero se ve privado de la posibilidad de conseguir información por su cuenta y riesgo, el periodismo deja de ser periodismo, y se convierte, a veces, en propaganda."

"Alguien dijo que esta forma (“la poética del fragmento”) cobra fuerza en periodos de crisis literarias, cuando una fórmula ya se ha acabado y aún no se ha cristalizado otra. El mundo de hoy nos “ataca” con un alud de asuntos tal que no hay más remedio que, una de dos: darle la espalda y escribir como se hacía cincuenta o cien años atrás, o bien intentar captar todo lo que se pueda: observaciones, reflexiones, flashes instantáneos […] La literatura no está preparada para abarcar toda la aceleración y masificación que caracteriza al mundo de hoy."

"Tolerancia no necesariamente tiene que significar comprensión: toleramos la presencia de una comunidad en nuestra ciudad, pero no nos interesa por qué valores se rige ni qué representa. Falta lo fundamental: la comunicación, el diálogo."

"La conquista no sirve sino para extender la civilización, por lo general, europea, la única al fin y al cabo que desde siempre ha adolecido de ese afán misionero. Podemos relacionarlo con el carácter monoteísta de la religión dominante. Sólo en el Islam hallamos aspiraciones parecidas. La yihad, la guerra santa, no tenía como objetivo la conquista de nuevos territorios, sino, sobre todo, la expansión de su religión y de su escala de valores. Otras civilizaciones, como la china o la hindú, nunca ha mostrado semejante tendencia a expandirse; todo lo contrario: más bien a aislarse."

"[…] hay culturas cuya escala de valores nada tiene que ver con la occidental. Las hay, por ejemplo, que antes que el culto al trabajo, tienen en la más alta estima el tiempo de ocio compartido con la familia. Estas personas trabajan lo imprescindible para cubrir sus necesidades básicas."

                      Fragmentos de EL MUNDO DE HOY, Ryszard Kapuściński

Angeles y demonios de Rapaz : la mística del color

sábado, 3 de agosto de 2013



Por fin, luego de haber caminado 5 horas (ver entrada anterior) llegamos a RAPAZ. Habíamos sentido cada uno de los pasos que dimos para ascender hasta los casi 4 mil metros sobre los que se ubica este poblado desparramado sobre la amplia terraza que se ha formado en la ladera de un elevado cerro. ¿Por qué habíamos hecho semejante esfuerzo? Pues por varias razones: porque nos gusta caminar, porque no había transporte desde HUANCAHUASI (lugar donde nos habíamos quedado la noche anterior) y porque RAPAZ valía la pena nuestra voluntariosa decisión: se encuentra allí una de las joyas artísticas y arquitectónicas más esplendentes del siglo XVIII del Perú. Para ver algo parecido habría que irse hasta el CUSCO. Ahora lo teníamos allí, muy cerca. No podíamos perdérnoslo. 


 Nos fuimos directamente a la plaza en donde encontramos a unos amigables niños que jugaban mientras cerca unas gallinas rascaban el suelo de tierra buscando qué comer. Todo esto a la sombra de las blancas paredes de la iglesia colonial. Al acercarnos para ver su pórtico vimos, medio borradas por la intemperancia del clima andino, unos murales llenos de figuras religiosas los cuales nos daban una somera idea de lo que podríamos ver dentro. Una mujer se nos acercó. Se llamaba Mónica Encarnación Gallardo y era la “llavero” de la iglesia, es decir la persona encargada de custodiar las llaves de la iglesia y permitir el acceso a los visitantes (tenía ese cargo en el 2010, hoy debe ser otra la persona que cumple esa función). Estábamos de suerte. Coordinamos con ella la visita para la tarde, luego de comer. ¡Al fin íbamos a ver el interior de una de las iglesias más hermosas del Perú!

NIÑO DE RAPAZ - PERU.
NIÑO DE RAPAZ - PERU.

NIÑOS DE RAPAZ - PERU.

RAPAZ - PERU.
 Almorzamos en uno de los dos restaurantes que hay en el pueblo y mientras lo hacíamos los niños que salían de la escuela nos vieron desde la calle y se agolparon en la puerta del lugar para  mirarnos como se miraría a un ovni recién aterrizado. Se iban y volvían para cerciorarse de nuestra presencia. Era muy gracioso comer y al mismo tiempo estar rodeado de una gran cantidad de ojitos escrutadores, de caritas sonrientes. Al rato nos fuimos a buscar alojamiento en el único hostal de Rapaz (el de la señora María Flores, pasaje Santa Rosa 304) pero no había ningún cuarto disponible ya que estaban hospedados todos los trabajadores de unas obras que se hacían en la carretera. Por suerte apareció doña Aurora Encarnación Gallardo, la bondadosa y amable prima de Mónica Encarnación, y nos propuso quedarnos en la habitación de su hijo. El cuarto era muy humilde y tan solo nos cobró 5 soles a ambos, aunque le pagamos más porque de no haber sido por ella habríamos dormido en la calle. Esta mujer tiene una tienda en una esquinita de la plaza, frente a la municipalidad; recomendamos ir a comprarle pues es la gentileza en persona.
 
RAPAZ - PERU.

Por fin llegó el gran momento: la señora Mónica vino a la hora convenida y entramos con ella a la iglesia SAN CRISTOBAL DE RAPAZ. Abrió la puerta, resonaron los viejos goznes del portalón y las masas de sombras acumuladas en el vientre de este templo empezaron a esfumarse gracias a la invasora luminosidad del día serrano. Poco a poco nos fuimos acostumbrando a la penumbra y de lo que parecía una mezcla caótica de colores empezaron a emerger, lentamente, imágenes bien definidas: cuatrocientos años de colores profundos y delicados, y de dibujos simples pero conmovedores, se nos mostraban.  


Los maestros andinos que trabajaron en esta iglesia debieron de haber tenido ese “horro al vacío” tan característico de algunas expresiones artísticas del Perú antiguo: los murales cubren casi la totalidad de las paredes del  templo. Muros, vigas y techo apenas si tienen alguna zona en blanco y están repletas de sirenas que tocan laúdes, cristos sufrientes, vírgenes de largas y ensortijadas cabelleras, un san Cristóbal que carga en hombros a un niño Jesús,  un Santiago que cabalga impetuoso sobre un demonio, terribles escenas del infierno donde diablos inmisericordes atormentan a seres desnudos, ángeles que sostienen una cesta llena de frutos, monos, loros, gente de raza negra que parece vender algo, detalle éste, peculiar, distinto y, hasta donde sé, único en todas las iglesias coloniales del Perú. 

Iglesia SAN CRISTOBAL DE RAPAZ - PERU.
Iglesia SAN CRISTOBAL DE RAPAZ - PERU.
Iglesia SAN CRISTOBAL DE RAPAZ - PERU.

Iglesia SAN CRISTOBAL DE RAPAZ - PERU.
Iglesia SAN CRISTOBAL DE RAPAZ - PERU.

Iglesia SAN CRISTOBAL DE RAPAZ - PERU.

Iglesia SAN CRISTOBAL DE RAPAZ - PERU.

Iglesia SAN CRISTOBAL DE RAPAZ - PERU.
          Algo que también hace diferente a este edificio es su techo conformado por  esteras y vigas originales de par y nudillo que han sido ornamentadas con imaginería sacra. Todo esto hace que SAN CRISTOBAL DE RAPAZ se ubique junto a las iglesias de ANDAHUAYLILLAS y HUARO como los mejores ejemplos de pintura mural andina. Sin duda alguna. 


En 1996 la WORLD MONUMENT WATCH, organismo de la UNESCO, incluyó a esta iglesia en la lista de obras de arte del mundo en riesgo de desaparición. Afortunadamente las arquitectas Patricia Navarro y Valerie More han rescatado, con ayuda internacional, parte de esta iglesia, y de algunas otras de la zona. ¡A ver… un APLAUSO! 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...