Callejeando en Cracovia 2 : De placeres místicos y mundanos

martes, 26 de junio de 2012


Es hora de continuar nuestro recorrido por las calles de CRACOVIA cuyo relato habíamos empezado en la entrada anterior. Desde la plaza Rynek Glowny se inicia la larga calle GRODZKA que tomaremos sin desviarnos pues por allí llegaremos a otro de los puntos más bonitos de Cracovia: la iglesia DE SAN PEDRO Y SAN PABLO. Al ver su forma me hizo recordar a la iglesia del GESU de Roma (que solo he visto en fotos en las clases de Arte) por lo que imaginé que era un edificio jesuita. Además, el nombre es el mismo que usaron los jesuitas en su iglesia de Lima (mi ciudad). Y sí, mis sospechas estuvieron en lo cierto. Pero más que la forma de su fachada lo que impresiona es la vista de las esculturas que representan a los 12 apóstoles, cada uno de los cuales está parado sobre una columna.

Iglesia DE SAN PEDRO Y SAN PABLO. Cracovia - Polonia.
Iglesia DE SAN PEDRO Y SAN PABLO. Cracovia - Polonia.
Iglesia DE SAN PEDRO Y SAN PABLO. Cracovia - Polonia.
A los pies de una de las esculturas, había una chica repartiendo unos folletos en los que se anunciaba un concierto en la misma iglesia para esa noche. Cuando leí las piezas que se iban a tocar no lo dudé… la experiencia tendría que ser maravillosa: oír un concierto de música clásica dentro de una antigua iglesia barroca. Me acerqué a la chica y nos vendió 2 entradas a precio de estudiante (30 zl.), el precio normal era 50… parece que le caímos en gracia y nos hizo el favor. A las ocho de la noche era la cita. Ya volveríamos.

Seguimos bajando por la GRODZKA hasta tener frente a nosotros la colina de WAWEL en la que se ubica el castillo que visitaríamos al día siguiente. Desde allí tomamos la vía conocida como el anillo de PLANTY el cual circunda a la ciudad vieja. Imagino que era el recorrido que hacía la antigua muralla que la protegía. Por allí caminamos a través de los jardines y pequeños parques de la avenida STRASZEWSKIEGO,  hasta llegar al COLLEGIUM NOVUS que es la sede de la antigua Universidad Jaguellónic, considerada la mejor de Polonia. Cuando está abierta se puede entrar para ver sus interiores. Hay en sus jardines una escultura que representa a uno de los polacos más universales: COPERNICO.

Colina de WAWEL.. Cracovia - Polonia.

Cracovia - Polonia.
COLLEGIUM NOVUS. Cracovia - Polonia.
COLLEGIUM NOVUS. Cracovia - Polonia.

Desde los árboles se desprenden trémulas, livianas, hojas amarillentas, señal inevitable de que el invierno acecha. Una vez en el suelo el viento las mueve en hondas perfectas, como si fuera una mano invisible la que las llevara al ritmo de un vals fantasma: remolinos rojos, remolinos amarillos. Las hojas y ramas que no han sido arrastradas forman una delgada alfombra crujiente. Hay una llovizna tímida que no se anima a ser lluvia; hay un cielo en donde se expande lo gris como una materia que se devora al mundo. ¿Esta es Europa?, ¿Esta es la imagen romántica, lúgubre e invernal que imaginaba y amaba de Europa cuando era un adolescente que huía dibujando mapas mentales que llevaban a la guarida de los sueños? Sí, esta es, o al menos se parece mucho.
Cracovia - Polonia.
Cracovia - Polonia.

Dejamos el anillo para meternos por la calle SW ANNY donde está lo que se considera una de las mejores iglesias góticas de Polonia: la de SANTA ANA. Fue el templo de la universidad; de hecho allí se inauguraba el año académico y hasta se enterraron algunos eminentes profesores. Al otro lado de la calle se encuentra uno de los lugares más conocidos de Cracovia: el COLLEGIUM MAIUS, el edificio universitario más viejo de toda Polonia y donde se pueden ver los instrumentos que usó Copernico así como sus manuscritos. También se guardan allí el más antiguo globo terráqueo (de 1510) que muestra el continente americano. Cuando llegamos el museo ya había cerrado pero al menos pudimos entrar a su patio y ver sus magníficas arcadas. A esta parte se entra gratis.
Iglesia de SANTA ANA. Cracovia - Polonia.
COLLEGIUM MAIUS. Cracovia - Polonia.
COLLEGIUM MAIUS.. Cracovia - Polonia.
Todo el paseo venía siendo un constante asombro; una especie de temblor producido por lo bello y lo triste; por lo calmado y lo melancólico. “¿Por qué no seguir en este crescendo intimo yendo a mirarle la cara al río?”, pensé. Y allí nos fuimos, desandando nuestros pasos por el anillo hasta tomar un desvío que nos puso frente a frente con el VISTULA sobre cuya oscura superficie no surcaba ninguna barca sino blanquísimos cisnes nocturnos que parecían resplandecer como animales mitológicos en medio de la penumbra. Al otro lado del río veíamos las luces de Cracovia encenderse, titilar: un panal lumínico que iba tomando fuerza conforme las sombras descendían sobre las calles, con somera levedad.

Vista del VISTULA. Cracovia - Polonia.
Vista del VISTULA. Cracovia - Polonia.

El paseo por le vera del río nos llevó a pasear cerca de calles de nombre impronunciable hasta que vimos, hiriendo como gruesos puñales el azul añil del cielo, dos torres que llamaron nuestra atención. Hacía allí fuimos: era la iglesia paulina de SAN ESTANISLAO,  ubicada al sur de la colina de WAWEL. El templo lleva ese nombre en honor al obispo que en 1079 fue decapitado y desmembrado, mientras oficiaba una misa, por orden del rey Boleslaw. El mito dice que su cuerpo se volvió a unir por lo que representa la unión del pueblo polaco para enfrentarse al enemigo. Igual al mito de INKARRI en el Perú.


Iglesia de SAN ESTANISLAO. Cracovia - Polonia.
A través de un dédalo de calles volvimos a la ciudad vieja pues estaba por empezar el concierto que la Orquesta de la ciudad de Cracovia iba a dar en la Iglesia de San Pedro y San Pablo.


Es una idea estupenda esto de tocar música tan hermosa en un lugar tan bonito. Las piezas de esa noche fueron de Vivaldi, Mozart, Prokofiev, y el “Air from Suite in D-major” del inmenso Bach, que yo siempre he considerado el “sonido de mi alma” (si se me permite la cursilería, huachafería diríamos en Perú). Creo que si me preguntaran a qué suena mi interior… diría que exactamente a esa pieza de Bach. Cada vez que la oigo siento que termino en un estado de ingravidez, como si hubiese estado en una especie de empíreo de amor místico… y eso que no soy creyente ni nada por el estilo. Oír esa bella obra musical en una iglesia barroca, con esas columnas llenas de pinturas; con esas bóvedas y ese adornado altar me hacía pensar en lo que habría sentido el hombre de otras épocas en un mundo sin templos cuando se las ingeniaba para encontrar aquello que hacía posible la trascendencia (que le tocaba el alma) en la naturaleza misma: en árboles que ahora son columnas; en piedras largas como mesas que ahora son altares; bajo un cielo donde se hallaba lo divino y que ahora no es sino esos techos, esas bóvedas desde donde nos miran, piadosos o amenazantes, pintados seres espaciales. Y vuelvo a decirlo, yo de católico ni un pelo… 


Concierto en la iglesia de San Pedro y San Pablo de Cracovia - Polonia.

Iglesia de San Pedro y San Pablo de Cracovia - Polonia. http://www.losviajeros.com/


No solo de música vive el hombre, sino también de pan. Así que aunque dicen que la música calma a las fieras las que yo tenía en la panza rugiendo no parecían calmarse con nada… así que nos fuimos a buscar un lugar donde comer PIEROGI, plato que es un clásico de la cocina polaca: es pasta rellena de diferentes tipos de vegetal, aunque por lo que me han dicho también los hay rellenos de carne. Y acompañamos el plato con una cerveza polaca Żywiec que recomiendo por ser suave y tener un sabor tostado.


Buscando lugar donde cenar....
Buscando lugar donde cenar....y encontramos al Padrino
Por fin... a comeeeeer!
Los famosos Pierogi polacos. http://cisivlo.edublogs.org/
En fin, como ven, fue un día de callejear mucho y de constantes placeres y donde hubo desde experiencias “místicas” hasta las más mundanas. Al día siguiente nos fuimos a visitar la famosa colina de WAWEL y el barrio judío de KAZIMIERZ pero de eso ya hablaremos en la próxima entrada. Un abrazo. 

Pablo

2 comentarios:

Jesús Martínez R. dijo...

En primer lugar enhorabuena por el post, tiene excelentes imagenes. Cracovia es una bonita ciudad, un lugar excelente para un city break, y la verdad es que merece la pena perderse por allí. Por cierto curioso que la iglesia se llame igual en Cracovia que en Lima!.

Soy de Vero4travel y estamos interesados en que colabores con nosotros y que aparezcas en nusetro apartado de enlaces, ponte en contacto con nosotros vía e-mail. dulcineamr@gmail.com

Pablo Solórzano dijo...

Hola Jesús, mil disculpas por la demora en responder. Agradezco tus comentarios y me alegra que coincidas conmigo en cuanto a la belleza de la gran Cracovia. Gracias por tu tiempo y por haberte dado una vuelta por la brújula. Pronto me pondré en contacto con ustedes para ver qué podemos hacer. Sería un placer colaborar con ustedes. Un abrazo y gracias de nuevo.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...