Caminando 9 días de Choquequirao a Machu Picchu

martes, 29 de marzo de 2011



Ya estaba ante nuestros ojos y no tenía asomo de comparación con las imágenes que nos venden en las postales. Imponente, majestuoso, misterioso. Nunca encontraremos epíteto alguno que haga justicia a su grandeza. Contemplándolo desde las alturas del HUAYNA PICCHU nos alumbra un gran regocijo y la satisfacción de sentir que valió la pena el esfuerzo gastado en tantos días de dura caminata para terminar en medio del laberinto de ese corazón de piedra que es MACHU PICCHU.

Pero todo había empezado días atrás. No, miento, miento. Todo había empezado un par de años atrás, cuando prometimos acabar nuestra carrera con la aventura, el gran viaje, la gran caminata en nuestras historias personales. Así que allí estábamos, dándole al sueño la posibilidad de materializarse en la realidad. Íbamos a unir los dos más grandes complejos arqueológicos incas hasta ahora conocidos: CHOQUEQUIRAO y Machu Picchu. Para lo cual necesitábamos contar con todas nuestras fuerzas para en 9 días enfrentar inmensas alturas; bajar por profundos cañones; cruzar ríos sobre estrechos puentes hechos de troncos de árboles; ir desde las más gélidas punas hasta los más calurosos terrenos de la selva alta peruana. Un viaje de constantes extremos, en definitiva.

ABANCAY

Llegamos el jueves 13 de abril a la tranquila ciudad, capital del departamento de APURIMAC, que el gran José María Arguedas inmortalizó en sus ficciones y paseamos por su tranquila plaza. Nos proveímos de frutas en el mercado del pueblo y luego compramos en una panadería  decenas de delicioso pan serrano recién salido del horno.

Lástima que el tiempo no nos diera para conocer más de Abancay y sus alrededores. Me quedé con las ansias de conocer la piedra de Saihuite y el Santuario Nacional de Ampay, pero las cosas no pasan por las puras, así que estoy seguro que el hecho de no haber podido estar allí significa un buen pretexto para volver. Desde aquí un bus, que habíamos contratado con anterioridad, nos condujo hasta nuestro próximo destino...

CACHORA (2900 msnm)

Pueblo que sería nuestro punto de partida para la caminata. Las primeros grupos de turistas que han empezado a llegar, curiosos por adentrarse en los misterios de Choquequirao, han hecho que aparezcan en el pueblo todos los servicios necesarios que cualquier villorrio serrano quisiera tener. Hay buenos hoteles y restaurantes. Es recomendable ir a su tranquila plaza, donde un inmenso y añejo Pisonay le da al ambiente un toque de melancolía cuando deja caer sobre los suelos sus crujientes hojas.



DIA 1

El viernes 14 de abril, nos despertamos muy temprano y desde las ventanas de mi habitación pude contemplar extasiado la impresionante cordillera de Vilcabamba. Los arrieros, quienes serían nuestros fieles compañeros de viaje, iban arreglando sus monturas y calculando el peso de nuestras inmensas mochilas para ponerlas en los lomos de los caballos y burros.

Las chicas que formaron parte de mi grupo contrataron un arriero, el señor Zacarías, para que las lleve, por turnos, en su mula. Iniciamos la caminata, con dirección al norte, por un buen camino peatonal que se abre paso entre los verdes campos devorados por la niebla, un paisaje que se repetiría hasta que llegamos al abra de Capuliyoc (2955 msnm) donde hay un mirador y se inicia el descenso hacia las profundidades del cañón del río Apurimac. Vertiginosa bajada que a decir verdad se hace a tientas ya que lo único que se adivina que hay detrás de la espesura de la neblina es un gran abismo en cuyo fondo ruge portentoso el río.







 
Luego vendrían otros miradores como los de Cocamasana y Chiquisca hasta que llegamos al fondo del cañón, al lugar conocido como Playa Rosalina (1600 msnm), al borde del río, para cruzar el puente que se alza para unir los límites de Apurimac y Cusco. Pero a estas alturas del viaje dos amigos tuvieron problemas con las rodillas (la bajada es en verdad radical) y tuvieron que abandonar el viaje.


Luego de cruzar el puente iniciamos uno de los más duros ascensos que yo recuerde en mis caminatas por los rincones del Perú. Un serpenteante camino que parecería que más que a un complejo inca te llevara a tu gólgota personal. Y es que cada paso nos costó media vida. Claro, que si vas en acémila la cosa se hace más fácil. Por fin el calvario acabó en Santa Rosa donde para saciar la sed tomamos un poco de aguardiente artesanal que es preparado allí mismo. Pero debíamos seguir pagando nuestras culpas, así que la caminata se reinició para llegar hasta Santa Rosa Alta en donde al fin hicimos nuestro primer campamento, exhaustos pero regocijados.


Por la noche, la luna asomó su cabecita de luz detrás de un cerro y poco a poco se fue abriendo paso en la profunda oscuridad del cielo hasta mostrarse ante nosotros como una medalla refulgente estancada en el universo para acompañarnos. Era tal la luz que casi no debimos usar las linternas.

DIA 2

Al amanecer del sábado 15 nos cayó una lluvia descomunal y reiniciamos nuestro andar por enfangados y empinados caminos. La niebla es una presencia constante, que lo disuelve todo y le da a ese rincón del mundo un matiz de extraña y hermosa irrealidad. Anduvimos por los sitios conocidos como Uchuhuerta y Marampata (2850 msnsm, a 4.5 kms de Choquequirao) que es un lindo caserío de 10 casas donde se pueden conseguir choclo, quesos y gaseosa.


A partir de aquí el camino se suaviza llegando hasta el mirador de Sunchupampa desde donde se pueden observar los primeros andenes de Choquequirao. Entonces ni la más feraz imaginación puede crear una posible respuesta a las miles de preguntas que te inundan: ¿Cómo es que se hizo tamaña obra en las laderas de los cerros más empinados? ¿Es que el hombre era tan "atrevido" que podía dominar la naturaleza? O ¿es que convivía tan bien con ella en un pacto de mutuo respeto que le permitía conocerla, aprender de ella, aprovecharla?

 

Motivados por esta vista continuamos el camino hacia el célebre complejo arqueológico a donde llegamos luego de una dura subida. Choquequirao es un lugar donde palpita la magia, donde aquello de bueno que es capaz de hacer el hombre se hace evidente. Oculto por siglos en la región de Vilcabamba, se sabe que fue edificado en los últimos años del Tahuantinsuyu y que durante la colonia fue el lugar donde las huestes rebeldes, que encabezó Tupac Amaru I, se refugiaron para seguir con la guerra de resistencia anti española.




 
Maravillados paseamos entre los recintos de piedra, escaleras, canales, la plaza principal, el ushnu (desde donde con una mirada podemos abarcar la descomunal belleza de los nevados que rodean a los lejos este bello lugar). Con unos amigos descendimos, por el oeste de la plaza, hacia el Sector Bajo del santuario para llegar hasta los "Andenes de las llamas del sol", los cuales son unas terrazas que miran hacia el poniente y en las que se han encontrado representaciones de estos animales adornando las paredes, una cosa muy extraña entre los vestigios incas ya que esta sociedad solo centraba su arquitectura en la funcionalidad de la misma, no en los ornamentos. Se cree que pueda haber algo más de un centenar de llamas blancas en las demás terrazas.









El día estaba despejado, un cóndor planeó bajo, muy cerca de nosotros, y el arco iris fue el marco perfecto para este cuadro de ensueño. Contentos nos fuimos a la zona de camping a descansar. El lugar está bien acondicionado y con servicios básicos que hacen de la estadía algo realmente cómodo.



DIA 3

El domingo 16 a las 09 de la mañana salimos desde el campamento. Fuimos hasta el desvío hacia Yanama, así nos internamos en bosques nubosos y ascendimos por laderas rocosas y caminos angostos y enfangados. No podía dejar de voltear cada instante para ver empequeñecer al santuario en medio de la espesa vegetación que lo rodea.

Iba conversando con Zacarías, el arriero que ayudaba a las chicas de mi grupo. Resultó ser muy buena persona y muy gracioso, le encantaba oír los MP3 de mis amigas y bailar con la música que escuchaba. Hacía bromas y nos daba clases de botánica al explicarnos las cualidades de todas las plantas que veíamos. Era curioso verlo hablarle a su mula con ese lenguaje que parece que sólo ambos, hombre y bestia, conocieran: KITU MIESHDA, SO MULA MIESHDA, SO... Cuando por fin llegamos hasta la cima de un cerro desde donde, para suerte nuestra, empezó el descenso por caminos nubosos hasta Pinchuynilloc (2,470msnmn), donde encontramos algunas terrazas incaicas cerca de las cuales acampamos.



DIA 4

Al amanecer del día siguiente descendimos por un camino en zigzag hasta el río Blanco, donde muchos aprovechamos para darnos un refrescante chapuzón que nos relajara ya que íbamos a empezar la ardua subida hasta Maizal para lo cual hay que pasar por bosques nubosos en los que un sinfín de pájaros y animalitos extraños nos miraban. Maizal es un pequeño sitio donde se puede acampar y conseguir alimentación básica.

El sol quemaba con todo su poder por lo que fue una bendición conseguir en la pequeña tienda del lugar unas botellas de cerveza fría y descansar panza arriba. Al atardecer la neblina empezó a cercar el mundo, o lo que veríamos de él,  y ya en la noche fuimos testigos de un espectáculo de luces siderales: estrellas fugaces, cometas, rayos inmensos, truenos de sonidos apocalípticos. Al final, no sé si vimos todo eso porque así fue o la "caña" destilada que nos vendieron los lugareños estaba haciendo ya sus efectos.




DIA 5

Iniciamos el duro ascenso al abra San Juan o Victoria (4130 msnm). Si bien la subida es difícil la recompensa es que se camina entre paisajes de fantasía, escoltados por el nevado Qorihuayrachina que nos mostraba sin pudor su níveo rostro. En medio de mi caminata se me cruzó una pequeña serpiente de color marrón oscuro que reptaba entre los pajonales. Pensé que era una buena señal ya que la serpiente es el "amaru" andino que representa la sabiduría.



En la subida conocimos a dos francesas Marion y Marie haciendo su primera caminata en el Perú... ¡vaya forma de empezar! Por fin luego de muchas agitaciones y paradas y frotaciones a las pobres rodillas llegamos al abra, dejamos nuestras piedras en las "apachetas", en señal de respeto, y descendimos hacia Yanama (3480 msnm).


Al bajar vimos piedras brillantes impregnadas de mineral y los grandes boquerones de la mina Victoria, de donde se extrajo la plata y el cobre que sustentarían la riqueza de varias pudientes familias del Cuzco. Yanama es un pueblo de gente amable, rodeado de hermosos nevados. Con un fono satelital, tienda y escuela. Acampamos en la explanada del colegio donde de paso jugamos por un rato al fútbol con algunos de los arrieros que nos estaban acompañando durante la travesía.


DIA 6

Al día siguiente nos costó dejar este pueblo, pero había que continuar. El camino, que ahora se hace regular y suave, se abre paso entre bucólicos paisajes, plagados de chacras y bosques de eucaliptos. Acompañados por el río Yanama, caminamos escoltados por los nevados Sacsarayoc y Totorayoc hasta que la frondosa vegetación que nos acompañaba nos abandonó para darle paso a los pajonales, el ichu y la yareta, señal de que estábamos adentrándonos en la puna más fría.


Así iniciamos una pesada subida, una vez más, hasta el abra conocida como "Apacheta" o "Yanama", a 4,700 msnsm. Llegamos muy cansados pero maravillados por todo lo que desde allí se veía: el Salkantay (6271 msnm) a un lado y frente a nosotros el camino de descenso hacia la ya no muy lejana selva alta que esperaba por nosotros. Luego de un descenso de horas llegamos a Totora pueblo en el que hay tiendas y un puesto de salud y donde pasamos la noche acompañados por el majestuoso Salkantay.



DIA 7

Al amanecer del jueves 20 iniciamos el descenso con cierto apuro ya que la meta era llegar a Playa, pueblo ubicado en la ceja de selva. No nos dejaba de sorprender el hecho de haber estado en cimas de clima gélido para unas horas después estar en medio de la calidez de esos primeros indicios de jungla, rodeados de bambúes y plantas frutales. 


Playa es un pueblo comercial y desordenado que tiene todos los servicios y fue también nuestro reencuentro con todo aquello que habíamos abandonado por unos días: televisión, bullicio, bocinas, humo. Y fue aquí también donde nos despedimos de nuestros fieles compañeros los arrieros que nos facilitaron el viaje con sus consejos, ayuda y buen humor. A modo de ceremonia nuestro amigo Sergio, que también es quechuahablante, les dio nuestros mejores deseos en esa lengua milenaria.

Fue un momento muy emocionante porque también aprovechamos para cantarle el "Happy Birthday" a Zacarías (que quería oírlo en inglés). Había un pequeño espacio para acampar pero no nos pareció indicado por lo que buscamos al alcalde del pueblo para ver si nos podía facilitar la escuela pero nos puso muchas excusas. Luego decidimos enviar a Andrea y Alexandra, dos amigas conocidas por su belleza, a tratar de lograr algo con el mismo señor y vaya que lo lograron: nos iban a dar el patio de la escuela. Pero al mismo tiempo yo había estado hablando con el guía de un grupo de daneses para que nos preste parte del espacio que estaban usando y Erick, como se llamaba el muchacho, gentilmente nos ayudó. En la noche, junto a Sergio, tomamos unas cervezas con Erick y los arrieros que lo acompañaban, y pudimos saber mucho más sobre los lugares por donde habíamos caminado todos esos días.


 DIA 8

El viernes 21 en la mañana nos recogió un camión que en 40 minutos nos llevó por caminos enfangados y estrechos hasta la calurosa y polvorienta Santa Teresa, pueblo mucho más grande y con más servicios que los que habíamos visitado en todo el camino y donde algunos se dieron un relajante chapuzón en sus baños termales. Luego el camión nos llevó hasta "Puente" donde tuvimos que esperar por mucho tiempo hasta que viniera otro camión que nos llevara hasta la Hidroeléctrica en donde tomamos el tren de las 4 de la tarde hasta Aguas Calientes. 



Allí nos hospedamos en el hospedaje "Los caminantes" (10 soles, baño compartido, sin agua caliente). En las habitaciones pudimos cocinar con nuestro equipo de camping algunos de los alimentos que nos había sobrado de nuestra caminata lo que nos sirvió para ahorrar en un pueblo donde todo está por las nubes.

DIA 9

La travesía estaba por acabar, ahora sólo faltaba Machu Picchu. Antes de las 6 de la mañana estábamos haciendo nuestra cola en la estación para comprar los pasajes hacia Ollantaytambo en el tren de la tarde. Dejamos nuestras cosas en la bodega del hospedaje y nos fuimos caminando hasta Puente Ruinas desde donde se inicia el camino peatonal en ascenso hacia Machu Picchu. Algunos se fueron en los buses que por 20 dólares te llevan y traen pero la promesa era llegar hasta el santuario caminando, así que a andar por el angosto camino que sube por la ladera del cerro en donde se ha hecho la carretera que sube al santuario. Hasta que llegamos…




 

Paseamos fascinados entre los recintos de este maravilloso lugar, contar sobre lo que vimos ya estaría demás porque ya medio mundo lo ha conocido sino en directo al menos por las palabras de los otros. Luego ascendimos a la cima del Huayna Picchu (si sufres de vértigo es mejor no hacerlo) a pasear entre sus andenes y cavernas horadadas en la piedra y a contemplar el gran santuario desde otra perspectiva, a llenarnos de preguntas, a pensar y recordar lo que el poeta Juan G. Rose dice en su poema “Machu Picchu”: "porque necesitamos menos belleza, Padre, y más sabiduría". El resto, es silencio.


Pablo

NOTA

He actualizado algunos datos gracias a un lector del blog que encontró información en este blog y se fue para la zona. Tuvo la gentileza de enviarme esta información. Ojo, es del 2015. 

El precio de la 1 mula/día es de 35 soles. 
El precio de guía/día es de 35 soles. 
El precio de cocinero/día 60 soles.

En Cachora se puede contactar con varios guías-arrieros. Uno de ellos es Edwin Palomino, quien vive en la casa al lado de otro guía conocido en el pueblo. Edwin suele trabajar con su hijo David.




21 comentarios:

Victor dijo...

Debe ser una de la mejores aventuras, Pablo estoy leendo tu relato y viendo las fotos ya me anime hace tiempo para hacer esta travesia.

Pablo Solórzano dijo...

hombre Victor, gracias por haberle dado una mirada al escrito sobre Choquequirao. Yo considero que debe ser uno de los top top de los viajes que he hecho en Perú y en otras partes del mundo donde haya podido estar. Demanda mucho esfuerzo pero vale la pena, es una experiencia maravillosa. SAludos y gracias de nuevo.

Patricio dijo...

qué increíble experiencia....felicitaciones!
Pablo quisiera hacerte unas consultas, resulta que dentro de poco iré con una amiga a Machu pichu y la idea es hacer algo como lo que has relatado en tu crónica.
Cuánto dinero gastaste? pagaste un tour? es obligación hacer el camino con guía??
la verdad es que no tenemos mucho dinero y la idea es caminar y ahorrar lo máximo. saludos desde Chile

Pablo Solórzano dijo...

Patricio, muchas gracias por pasarte por aquí por la brújula. Y sí, fue una experiencia increíble. Yo creo que fue el mejor trekking que he hecho en mi vida. Te seré sincero, suelo poner costos en mis entradas en este blog para que así sirva a otra gente que quiera ir, en este caso no he puesto costos porque era un viaje que organizó todo un profesor con mucha experiencia en caminatas. Ël tenía unos amigos en la zona y organizó todo directamente y eso hizo que nos costase el viaje muchísimo más barato. Es decir evitamos agencias. El caminos nos fue mostrado por los arrieros así que no llevamos guías ni nada. Yo conocí a un par de chicos peruanos y sus novias francesas que habían ido directamente hasta Cachora y allí habían contactado con un arriero para que les llevase las cosas en la mula y les mostrase el camino y les salió muy barato. Eso sí ellos llevaron todo, es decir carpa y demás cosas. El pueblo ha desarrollado mucho y ahora es mas fácil seguramente encontrar quien te pueda llevar pero creo que solo lo sabrás estando allí mismo, lo que puedo encontrar por internet solo son avisos de agencias lamentablemente. Espero haberte ayudado, un abrazo y aquí estamos para lo que se necesite.

Andarines Adventure dijo...

Saludos Cordiales estimados Tocayo Pablo:

Soy Pablo Yupanqui, Leí tu relato y estoy muy encantado y animado de hacer esta ruta también desde hace mucho tiempo, este año 2013 Dios mediante en Junio aprovechando mis vacaciones me quiero hacerla. Me gustaría me recomendaras al profesor que te organizo este trekk.
Te voy agradecer mucho.
pablo32yupanqui@hotmail.com

El Administrador dijo...

Estimado Pablo,
Muchas gracias por la información, justamente ese tipo de relato me es muy util para mis propositos, estoy acopiando información al respecto y mi pregunta directa sería ¿Es pertinente efectuarlo con mis tres hijos de 13,11 y 9 años?, yo sé que podría hacerlo solo o con amigos, pero quiero compartir esta experiencia inolvidable con mis hijos.
Gracias por tus apreciaciones.
Percy
particag@gmail.com

Pablo Solórzano dijo...

Hola Percy, gracias por tu visita. Acabo de enviarte un email a la dirección que me has dado. Saludos y gracias por tu visita.

juli dijo...

Hola Pablo. Mi novio y yo queríamos llegar a Machupichu en enero y este fue el camino que más nos atrapó. Te quería preguntar si el guía que los acompañó lo contrataron ahí en cachora sin ninguna agencia de por medio y si es posible hacerlo solos!
Te dejo mi mail. Un saludo y felicitaciones por el viaje.
juli_picazo@hotmail.com

Pablo Solórzano dijo...

Hola Juli mil disculpas por no haber podido responder, ahora mismo lo hago pero a tu dirección, gracias por tu visita y de nuevo disculpas. Pablo

Blasón dijo...

Hola Pablo, celebro tu viaje; quería que me ayudes con algunos datos ya que haré la ruta éste año:
- Escuchaste de alguna presencia de delincuencia en la ruta?
- Cuál es el punto más alto y frío de la ruta? Espero tu oponión
- Crees que es posible ir sin ninguna clase de guía?

Te dejo mi correo, saludos!
carlos.tupac.uni@gmail.com

Pablo Solórzano dijo...

Hola Carlos, gracias por tu visita. Verás, cuando estuve por allí no oí que hubiese problemas. Parece una zona muy tranquila, además no hay por donde salir o entrar fácilmente por lo que imagino que algún ladrón lo puede tener muy difícil para "laborar" allí. Hace una o dos semanas fue una conocida y me dijo que la experiencia estuvo fantástica. El punto más alto son Apacheta" o "Yanama", a 4,700 msnsm y abra San Juan o Victoria a 4130 msnm, llegas a ambos en los días 5 y 6 respectivamente. Hasta Choquequierao quizas puedas llegar sin guía pero luego hasta MachuPicchu creo que es casi imposible. Puedes contratar un arriero en Cachora que junto con la bestia de carga que te aporta de paso te brinda servicio de guía. Ahora mismo escribo todo esto en un correo y te lo envío. Gracias por tu visita. Saludos!

Marta dijo...

Hola pablo. Gracias por compartir, que experiencia! Nosotros estamos en Cusco, decidiendo como ir para el MachuPicchu. El trek que hiciste es una de nuestras posibilidades. Al igual que las personas anteriores nos hacemos muchas pregntas. Nos gustaria ir solos, pero no sabemos si es factible. La opción de un arriero a cuanto saldria? Te acompañan los 8 dias? Te dejo mi email
Martaa_rodri@hotmail.com
Mil gracias

Unknown dijo...

Hola Pablo, muy buena experiencia!!!
Soy Juany con mi novia queremos hacer el treck, tenes idea cuanto sale un arriero?
Sabes a cuanto esta la entrada a CHoquequirao ahora?
Desde la playa hay algun bus o taxi hasta santa teresa?
Y la ultima y no te molesto mas jajajaj
Cuantas horas por dia caminaron?

Te dejo mi mail:
La12_juanm@hotmail.com


Saludos y buena vida!!

Pablo Solórzano dijo...

Hola Juanny , gracias por la visita. Te escribo ahora a tu correo. Saludos!

Danitza MP dijo...

Hola Pablo, espero que me puedas ayudar. Estoy pensando realizar la caminata Choquequirao - MachuPicchu y vaya que con tus fotografias y reseña del viaje me he animado aún mas. Dime, hay posibilidad de hacer el tour en menos días?. Tu tomaste el tour por tu cuenta me parece sin ninguna agencia de viajes y solo contratando un Guia de la zona?. y CUanto te demando en costos esta aventura. Mi email es: abrilxx_182@hotmail.com. Espero me puedas ayudar. A la espera de tus noticias. Saludos. Danitza

Pablo Solórzano dijo...

HOla Danitza, acabo de escribirte un correo. Espero sea de ayuda. Saludos y que sigan los viajes!

Clara y Cristina dijo...

Hola! lo primero darte nuestra enhotrabuena por este maravilloso relato! Somos dos amigas, Clara y Cristina que queremos realizar este viaje en agosto de este año y tenbemos varias dudas, son muy parecidas a las de Danitza, básicamente no sabemos si nos puedes orientar sobre con que operador o guía contratar, nos han ofrecido hacerlo en 8 días, pero nos parece muy duro, quizá menos días no seria conveniente. Los operadores con los que hemos contactado nos dan precios muy distintos y no sabemos a que se debe, unos nos lo ofrecen sobre 1000 dólares otros por casi el doble... También nos da un poco de apuro ir las dos solas, sabeis si actualmente se encuentra algo mas concurrida? Mi mail es claraisabel.hernandez@gmail.com Agradeceria de verdad cualquier opinión o información.

Pablo Solórzano dijo...

Hola Cristina y Clara, perdonen por la demora en responder, he estado en plena mudanza y todo ha estado patas arriba! Muchas de vuestras preguntas están respondidas en la parte final en el que he puesto una especie de actualización. DE todos modos os escribo ahora mismo. Saludos y gracias!

chaska Cáceres dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Wmg dijo...

Hola Pablo! Gran relato, graciaws por compartirlo. Serà un buen referente para mi trek! Lo harè en autonomìa el 27 de marzo peo en vez de llegar a MacchuP, me desviarè por Collpapampa para subir al Abra Salkantay y terminar en Soraypampa. Serà mi primera caminata en Perù y espero todo salga bien. No veo la hora!
(Me viene bien el dato de la arrierìa, creo que asì serìa màs disfrutable la ruta). Saludos!

Pablo Solórzano dijo...

Hola Wmg! Un gusto haber compartido este escrito y que sea de ayuda a gente como tú, apasionada por el viaje. Mucha suerte y ten presente las lluvias. Si puedes después de tu viaje date una vuelta por aquí para que nos actualices las información. Saludos!

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...