Contamana: entre la quebrada Maquía y los palafitos selváticos

sábado, 24 de noviembre de 2012


En nuestro tercer día en Contamana amaneció lloviendo a cántaros y después de que calmara la lluvia nos fuimos a la quebrada de Maquia, 1 sol en moto, a 15 minutos del pueblo. Es un lugar tranquilo, al menos el lunes en la mañana porque seguro que es todo lo contrario los fines de semana al ser esta la zona de fiesta, bares y recreos turísticos. Cerca hay un puente colgante desde donde vimos la quebrada y el riachuelo que por allí discurre hasta desembocar en el río Ucayali. En ese lugar los meandros forman unos pequeños bancos de arena donde algunas personas se ponían plácidamente a lavar la ropa. 

Quebrada Maquía. Contamana - Perú.

Quebrada Maquía. Contamana - Perú.

Quebrada Maquía. Contamana - Perú.

Lluvia en la Quebrada Maquía. Contamana - Perú.

Luuvia en la quebrada Maquía. Contamana - Perú.
Empezó a llover de nuevo y esperamos hasta que apareciera un mototaxi para volver al pueblo. Más tarde volvimos a subir al mirador de Chiringal y desde allí nos animamos a ir al embarcadero de Contamana por una ruta menos conocida. Así bajamos por la larga calle Pucallpa que casi divide a Contamana ya que separa el barrio más antiguo del moderno; moderno en cuanto a tiempo de construido porque en realidad es un barrio pobre. Pero andar por sus calles fue toda una experiencia: los niños con pies descalzos caminaban por los charcos que se habían formado después de la lluvia; otros cagaban tranquilamente al lado de sus casas mientras los amiguitos jugaban y desde lo alto de las casas los gallinazos buscaban tétricamente un poco de carroña. 


Contamana - Perú.

Contamana - Perú.

Contamana - Perú.
Contamana - Perú.

Contamana - Perú.

Contamana - Perú.

Contamana - Perú.

Contamana - Perú.

En este barrio las viviendas, adornadas con las banderitas peruanas a modo de participar del espíritu de las fiestas patrias que entonces se celebraban, han sido construidas a modo de palafitos para que no se hundan cuando el río suba su caudal. Es algo digno de verse, sinceramente. El lugar aunque populoso y pobre no nos pareció peligroso, sin embargo siempre es bueno ir a sitios como éste acompañado y de día.

Contamana - Perú.

Contamana - Perú.

Contamana - Perú.

Contamana - Perú.

Contamana - Perú.

Contamana - Perú.

Contamana - Perú.
Ya en el embarcadero –o puerto-, al que por obrashabían movido a la altura del famoso “Arco” del pueblo, averiguamos que ese día lunes, a las 5 de la tarde, iba a llegar una embarcación. Usualmente solo los barcos grandes tiene radio y comunican a los puertos su llegada, los pequeños no lo tienen por eso puede que aparezca de improviso uno en el que te puedas subir, de haber espacio. 


Contamana - Perú.
Contamana - Perú.

Contamana - Perú.

Contamana - Perú.
Para nuestra gran sorpresa, de nuevo con inesperada puntualidad inglesa, llegó el Pedro Martín II. Y en el embarcadero estábamos nosotros con nuestras mochilas haciendo la cola mientras medio pueblo miraba con curiosidad y avidez las maniobras que el conductor del barco hacía para poder por fin asir el vejestorio metálico al improvisado muelle.
Continuará…

Pablo

3 comentarios:

Anónimo dijo...

muy bello,llegue hasta san roque,soy de iquitos,pero vivo hace 11 años en lima,no cree que un poco de progreso le caeeria bien a contamana? mire esas calles, y me gustaria que me mandaran fotos y si es video mucho mejor,me encargaria de promocionar a contamana

Anónimo dijo...

y mi facebook es : loreto9631@hotmail.com

Pablo Solórzano dijo...

Hola, mil gracias por tu visita. Regresar a Contamana siempre sería un placer, es una de las joyas secretas del Perú y uno de los sitios que más me ha encantado. Lamentablemente no cuento con videos, quizás en youtube puedas encontrar algunas de buena calidad. Espero tengas suerte, muchas gracias por tu visita. Saludos!

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...