En Contamana : la perla del Ucayali

jueves, 15 de noviembre de 2012




Contamana ha crecido a la sombra de unos cerros de tierra rojiza, cosa curiosa ya que debe ser una de las poquísimas estribaciones en un territorio que no es sino una planicie infinita e indomada que avanza casi inalterable hasta los Andes o, en la dirección este, hasta el Atlántico. Al verlo desde el barco nos impresionó lo grande que es este pueblo amazónico al que imaginábamos pequeño e insulso.

Contamana. Ucayali - Perú.
Aunque la experiencia en la embarcación fue, con todas sus incomodidades, estupenda, no podíamos dejar de sentir el alivio que nos daba la certeza de que podríamos por fin dormir en una cama y ya no en una estrecha hamaca. Eran las 2 de la tarde, habían sido necesarias 21 horas para unir Pucallpa y Contamana en viaje fluvial y tras desembarcar nos fuimos a buscar un hotel. Hay varios en el puerto, bastante baratos pero muy elementales. Luego encontramos, muy cerca de la plaza, un hostal de venéreo nombre: Venus (calle Buenaventura Marquez 124). La habitación doble con ventilador cuesta 25 soles. El hambre apremiaba así que de inmediato almorzamos en el restaurante - tienda Jaimito (Jr. Mariscal Castilla, primera cuadra, a unos metros de la Portada) el menú cuesta 6 soles y es bastante bueno y el servicio rápido y amable, aunque los baños podrían estar mejor,  así que decidimos hacernos habitúes del lugar, tanto en comidas como en cenas. Cayó una lluvia que parecía que no iba acabarse jamás y al rato volvió a salir el sol y las calles se en encendieron de nuevo sus colores perdidos durante las horas de cielo encapotado.

Nos fuimos a caminar por la plaza que es encantadora y animada y tiene un cariz de plaza de algún pueblo caribeño. También paseamos por el malecón Alfredo Vargas, considerado el más grande de la selva peruana. Contamana es una sorpresa agradable por ser un pueblo muy bonito. Fuera de los clásicos circuitos turísticos, se presenta como gran alternativa para aquellos viajeros ávidos de lugares poco comunes, de hecho solo vimos un par de parejas extranjeras caminando por las calles. Muchos bajan un rato en el puerto cuando el barco que viene de, o va hacia, Iquitos se detiene allí pero lo interesante está en el interior del pueblo. 

Contamana. Ucayali - Perú.
 
Contamana. Ucayali - Perú.
Más tarde subimos por la escalera que va al lado de la Comisaria, siempre en la plaza, y nos perdimos premeditadamente por el tranquilo barrio de Jerusalén, en la parte alta. Hasta allí te llevan unas escaleras anchas aunque empinadas. Como ya hemos dicho Contamana se encuentra rodeada de algunos cerros.

Contamana. Ucayali - Perú.



 
Vista de Contamana desde el mirador de Chiringal. Ucayali - Perú.
Vista de Contamana desde el mirador de Chiringal. Ucayali - Perú.


Justamente en unas de esas elevaciones se encuentra el mirador de Chiringal que es uno de los varios que hay en el pueblo y desde donde se pueden tener unas vistas privilegiadas. Llegar allí cuesta un sol en mototaxi. Desde ese mirador vimos uno de los atardeceres más bonitos de nuestras vidas: la restallante belleza del sol era una sonata roja, flamígera, que caía en picada en la dermis incendiada del más inmenso de los ríos.
Vista del atardecer en Contamana, desde el mirador de Chiringal. Ucayali - Perú.

Nuestro deseo era conocer las fuentes medicinales llamadas  “Aguas Calientes”, la cascada Llanto de la anaconda y La Collpa de guacamayos de Contamana, que por la poca información que encontramos en internet era un sitio que se veía de maravillas, lo único malo es que en las páginas web que leímos no encontramos nada que nos indicara cómo llegar allí así que al día siguiente de nuestra llegada fuimos al municipio o ayuntamiento a ver si había una oficina de información turística. Tuvimos suerte porque pese a ser domingo el encargado estaba trabajando; pero, ojo, no es que trabajen los domingos sino que ese día tenían una celebración, así que a no confiarse. 

Había leído yo en la excelente revista peruana VIAJEROS sobre un personaje muy conocido en el pueblo al que todos conocen con un apodo que exuda testosterona: TARZAN. En el artículo se decía de este hombre que era una especie de promotor turístico de Contamana pues conocía muchos sitios de los alrededores y trataba de impulsar la imagen del pueblo. Pero no se decía, o al menos yo no lo recordaba, si él trabajaba para el gobierno de la ciudad o simplemente era alguien que tenía su agencia de viajes. En fin, pensaba yo que era esta persona a quien íbamos a encontrar pero no. Después de varios minutos apareció un joven dicharachero, simpático, delgadísimo y refinado, de voz delicada y algo chillona y modos y gestos delicados. No era Tarzan definitivamente, sino más bien Cristian Hidalgo, el encargado entonces (2010) de la oficina de turismo de Contamana que, según él, tiene que promocionar los atractivos del pueblo con un presupuesto de 800 soles al año.  Cristian es uno de esos personajes con los que uno agradece encontrarse en sus viajes por el Perú: el rara avis clásico que marca la diferencia en tu viaje. Me pareció una persona ambiciosa, conocedora de la historia de su tierra, nada provinciana, atenta a las noticias que suceden en las grandes ciudades del planeta, interesada en los idiomas y las culturas que se fraguan más allá de esa pequeñez de mundo en el que le ha tocado vivir.  Es, en suma, una referencia obligada en caso planees conocer este pueblo.

Aguas Calientes. Contamana - Perú. Foto de la web http://www.vicrequena.org/
Catarata "llanto de la anaconda". Foto de la web http://www.vicrequena.org/
Cataratas de los alrededores de Contamana. Foto de la web http://www.actualidadambiental.pe/
Como ya dijimos nuestra intención era llegar a las aguas calientes pero por esos días se había desatado la lluvia, cosa rara en época seca, es decir a mitad del año, que había sido producido por un “friaje” (grandes masas de aire frío que viene del sur) y el deteriorado camino que lleva a la zona de las aguas calientes estaría más que horrible; “además”, dijo Cristian, mirando el horizonte como quien lee el cielo, “va a seguir lloviendo y mucho”. Eran casi 20 kilómetros que teníamos que hacer en mototaxi, pagando 30 soles. Pero nadie se animaba a llevarnos, una moto se podía quedar atascada en medio del fango y si nos sorprendía la lluvia regresar iba a ser imposible. En las aguas calientes hay una especie de refugio que no es sino una choza sin comodidad alguna (información que nos dieron algunos pobladores) donde no vive nadie y se podría pernoctar si es que se tiene la piel lo suficientemente dura para no sentir picaduras o cositas encantadoras por el estilo. Así que ya saben, si quieren ir (y a juzgar por las fotos el sitio está muy guay) no olviden preguntar si los días anteriores ha llovido, si es así es mejor no ir, todos nos recomendaban eso. Una pena que no haya camioneta que pueda llegar hasta allí. No entiendo por qué las autoridades promocionan el lugar como su principal atractivo y que no haya modo de acceder a él.

Cambio de planes, Cristian nos recomendó ir a uno de los sitios más encantadores que hemos visto en nuestros viajes: Canan de Tipishca. Así que de este maravilloso sitio hablaremos en la siguiente entrada. Hasta entonces viajeros.

Pablo

DATOS UTILES

A Contamana solo se puede llegar en barco, como lo hicimos nosotros, o en avioneta desde Pucallpa por 50 dólares, aproximadamente.

DATOS DEL 2010

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelentes fotos (y)

Pablo Solórzano dijo...

Muchas gracias por tu comentario. La verdad es que el sitio tiene unos lugares tan maravillosos que lo único que hay que hacer es presionar el botón de la cámara, la belleza ya está servida. Saludos y gracias de nuevo!

Yanet García dijo...

Hola un favor estoy interesada en ir a Contamana me podrías brindar el e-mail, celular de los guías para poderlos contactar. Muchísimas gracias!

Pablo Solórzano dijo...

Hola Yanet, gracias por tu visita y siento decepcionarte pero olvidé completamente pedir el email del guía Christian! Lo único que puedo recomendarte es ir a la municipalidad de Contamana apenas llegues, ellos te contactarán con la persona encargada de turismo que en este caso fue Christian, o puedes buscar el fono de la municipalidad y llamar desde aquí. Saludos y gracias de nuevo.

eliseo miguel malpartida abad dijo...

Amigo me da gusto de que hayas conocido la hermosa ciudad de Contamana, pero esta información es del 2010, pero en estos momentos ya hay una carretera de 20 km, asi es que con o sin lluvia entran los carros y mototaxis.

Pablo Solórzano dijo...

Hola Eliseo, muchas gracias por la actualización en esta información. Cuando te refieres a una carretera de 20 kilómetros, a qué zonas te refieres, es decir que lugares conecta... Contamana con algún lugar o pueblo en especial? Gracias por la información de nuevo, espero tu respuesta. Un abrazo.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...