Crónicas mochileras en Conchucos : caminando hacia las ruinas de Marcajirca

lunes, 20 de agosto de 2012


Continuamos con la aventura por el CALLEJON DE CONCHUCOS. Es hora de seguir caminando por los alrededores de HUARI de cuyos encantos ya habíamos conocido algunas cosas como la CATARATA MARIA JIRAY y la LAGUNA PURHUAY. Ahora tocaba hacer una tercera excursión, esta vez nos íbamos en busca de las RUINAS DE MARCAJIRCA.

Para llegar a estos restos arqueológicos hay que tomar desde HUARI un taxi hasta CHINCHAS (30 soles). Otra opción es subirse a uno de los colectivos que van hacia San Marcos o Huaytacuna (3 soles, 10 minutos) y pedir bajarse en el “cruce” a Chinchas. Allí mismo hay un tablero que invita a visitar las ruinas. Durante la caminata no volvimos a ver ninguna otra señalización que ayudase a llegar.

Camino a CHINCHAS. Ancash - Perú
Camino a CHINCHAS. Ancash - Perú
La subida, leve, sin exigencia, se hace a través de una carretera amplia, aunque no asfaltada, que te lleva hasta Chinchas adonde llegamos luego de 40 minutos de caminata. El pueblo es pequeño, no tiene mucho encanto aunque las vistas que la gente allí goza cada día pueden causar envidia. Al lado de la iglesia se encuentra el camino hacia Marcajirca. A partir de allí la subida si se hace algo pesada.

CHINCHAS. Ancash - Perú
CHINCHAS. Ancash - Perú
CHINCHAS. Ancash - Perú.
A poco de haber dejado atrás Chinchas vimos una familia cuyos miembros estaban ocupados metiendo unos muebles en su casa. Los hombres se tomaron un descanso y abrieron unas cervezas mientras nos miraban pasar. Uno de ellos se acercó y nos pidió acompañarlos; luego nos invitó un vaso con cerveza. Hay que ver cuántas familias en Lima harían lo mismo con cualquier provinciano que pasa por la calle. Habríamos querido quedarnos con ellos pero nos aguijoneaba el impulso de querer empezar a andar cuanto antes.


Tanta pasión para nada. Sí, porque la caminata fue en cierta forma un fiasco. No tanto por el sitio, que es una belleza, sino más bien por nuestra incapacidad para encontrar las dichosas ruinas de MARCAJIRCA. Caminamos entre cuatro o cinco horas por una de las subidas más empinadas con las que nos hayamos encontrado, preguntando a cuanto nativo se nos cruzara y tratando de dilucidar cual de todos esos montones de piedra esparcidos en las faldas de los cerros podría ser las ruinas, pero no fue posible encontrarlas. Toda una frustración, aunque al menos la caminata y el paisaje compensaron un poco la decepción. El sendero no está en buen estado y no hay señalización por lo que hay que ir adivinando más o menos por donde puede ir la ruta. En todo caso, nos enteramos que la municipalidad de Huari provee del servicio de guías previa coordinación.

Subida a los restos de MARCAJIRCA. Ancash - Perú
Subida a los restos de MARCAJIRCA. Ancash - Perú
Nos quedamos un buen tiempo en las laderas de los cerros para contemplar el paisaje; extraordinario premio consuelo. Mordiendo el polvo que inevitablemente se mete en la boca todo derrotado, empezamos el camino de vuelta hacia HUARI

Subida a los restos de MARCAJIRCA. Ancash - Perú
Pasamos una vez más por CHINCHAS y llegamos al “cruce” a las 6 de la tarde; ya casi oscurecía. No había taxis-colectivos ni ningún otro medio de transporte pero felizmente conseguimos una "jalada" cuando paró un camión lleno de gente llevando banderas blancas con una A como símbolo. Eran los hinchas del equipo local de Huari que venían felices de San Marcos. Habían ganado de visita y los gritos de “hurra” y las sonrisas y carcajadas fueron la música de fondo inacabable. Algunos fanáticos nos preguntaban amigablemente sobre nuestro viaje, experiencias y demás cosas. Uno de los chicos nos dijo que había visitado hace un tiempo Marcajirca por segunda vez y que le daba pena lo mal que encontró las ruinas y que sólo había una "chullpa" en pie (no podemos confirmar esta información), cosa que nos sorprendió porque en las fotos que habíamos encontrado sobre el lugar vimos dos "chullpas". El hecho es que esta información nos hizo sentir menos tontos porque quizás fue por eso mismo que no pudimos encontrar el lugar, aunque también nos hizo sentir mucha pena saber que los restos estén siendo destruidos poco a poco.

Foto de la página http://www.perutouristguide.com/
Hasta que llegamos con la noche a la plaza de Huari con el conductor haciendo sonar enloquecidamente la bocina del camión, los hinchas dejándose los pulmones en vítores y la gente del pueblo respondiéndole con alegría por la nueva del triunfo local. Una vez más habíamos tenido la suerte de compartir y tener un contacto directo y sincero con la gente del lugar, aunque el poco espacio que tuvimos en el camión nos hizo flexionar tanto las piernas que cuando pisamos el suelo de la  plaza de Huari sentíamos cosquilleos en todas las extremidades. Para más INRI, los huecos de la carretera hicieron que el vehículo traqueteara tanto que nos dejó las  posaderas bastante doloridas. Es parte de la religión… del viajero.

Pablo

PD: Próxima entrada: CHACAS.

DATOS UTILES

Llevar algún refrigerio y agua pues en CHINCHAS no vimos tiendas.

2 comentarios:

Fernando ! dijo...

Vaya mala experiencia. Marcajirca también es uno de los lugares que me gustaría conocer y revisando San Google Earth ya puedo deducir porque no las ubicaste. Marcajirca esta en dirección este del pueblo, atrás de la punta del cerro. Otro punto de partida parece ser un pueblo que se ubica también atrás del cerro y aparenta estar mucho mas cerca a Marcajirca. Ya se descubrirá al ir por esos lares. Saludos compa.

Pablo Solórzano dijo...

Ey, Gran Fer! Como siempre tú gran devoto y entendedor de San GE jajaja... me encantó esa.... la verdad que en aquel tiempo no tenía idea de la existencia del santo este, aunque la verdad, de haberlo sabido tampoco lo hubiese sabido usar... soy un desastre con las (ya no tan nuevas) tecnologías!.... pero ahora por curiosidad veré un poco para cerciorarme dónde estaban las benditas ruinas.... Espero todo vaya bien por allí compadre, un abrazo.... que sigan los viajes...

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...