Cumbemayo: belleza y magia de la piedra

martes, 27 de marzo de 2012



Cumbemayo. Cajamarca - Perú.

El bosque de piedras de Cumbemayo tiene una tosca y extraña belleza y quizás por eso es, al igual que las VENTANILLAS DE OTUZCO (ver entrada anterior), otro imperdible y “clásico turístico” en Cajamarca. Así que si estás por allí te recomiendo hagas una visita a este interesante lugar ubicado a unos 20 Km. al suroeste de la ciudad y sobre los 3500 metros de altitud.

Debido a que conseguir transporte público para llegar a este lugar es algo complicado tuvimos que contratar un tour (ver DATOS UTILES abajo), por lo que sentados en una confortable y moderna combi nos internamos en las zonas rurales y agrícolas que se encuentran en el extrarradio cajamarquino; no sin hacer paradas en lugares como el mirador de Bellavista, ubicado en uno de los barrios más altos de Cajamarca y desde donde se puede ver a la ciudad y sus nuevos barrios desparramándose y devorando todo el valle lindante. 

Sinceramente, vista desde arriba, no imaginé que esta ciudad andina fuera tan grande. Como escribí al principio de estas entradas sobre Cajamarca, no la recordaba ni tan grande ni con tanto movimiento. Nino, el guía del grupo, nos ilustró muy bien sobre los cambios que se habían dado en los últimos tiempos en esta parte del Perú. La población cajamarquina se ha triplicado en años recientes ya que cientos y cientos de personas han llegado como abejas atraídas por el néctar del oro que se guarece en las entrañas de los cerros que circundan la ciudad. Esto ha traído, en cierta forma, bienestar y modernidad:hay en Cajamarca más universidades particulares que en ninguna otra ciudad andina y hasta cadenas de tiendas extranjeras que no hay ni en Cuzco. Según Nino, los únicos 4 coches tipo Hummer que hay en el Perú, campean haciendo resonar sus portentosos motores en las estrechas calles de esta ciudad. Obviamente también llegaron otros coches y ahora hay vehículos por doquier, aunque el caos no llega a ser el de Lima, claro.

Vista de la ciudad Cajamarca desde el mirador de Bellavista.

Sin embargo, este bienestar también ha ocasionado problemas de índole social y ambiental los cuales han tenido consecuencias muy grandes. La delincuencia y la prostitución han aumentado y el racionamiento de agua es una molestia con el que hay que vivir. Es por eso que en el hotel en el que nos hospedamos, el ATAHUALPA, uno solo se podía bañar de día.

En todo panal que produce las mieles del oro hay una abeja reina y la que gobierna en Cajamarca se llama YANACOCHA, compañía manejada por norteamericanos, que ha extraído el precioso metal obteniendo astronómicas ganancias, todo lo cual ha creado cierto prosperidad en la ciudad. Pero la empresa no ha dejado de despertar resquemores y odios por su proceder mancillado con casos de corrupción y abusos. Los vertidos tóxicos de mercurio, la desaparición de la laguna Yanacocha, los estropicios causados por los relaves que han afectado los campos y aguas de los campesinos, muchos de los cuales, imagino, eran aquellos que vi en las calles de Cajamarca pidiendo una limosna.

Los gobiernos peruanos desde hace más de 20 años presentan entusiastamente a la minería como el gran motor de nuestro desarrollo; desarrollo que se cuantifica en lo que se explota, no en lo que se destruye. Y, sin embargo, pese a esta riqueza que ha traído la minería la resistencia a esta industria es cada vez más fuerte y pugnaz en Cajamarca. En el 2004 hubo violentos enfrentamientos entre los pobladores y la policía por la posibilidad de la apertura de la mina Cerro Quilish; y hasta hace 5 meses levantamientos parecidos.

Foto de la página web http://www.justiciaenlosandes.org/

¿Cuánto estamos perdiendo para el futuro con la desaparición de valles, lagunas y tierras cultivables?, ¿cuántas familias miserables más necesitamos para justificar el avance de unos cuantos?; ¿es posible tener una “minería de calidad”; una que aproveche la riqueza mineral PERUANA reduciendo el impacto terrible que causa en la tierra de quienes allí han vivido por años y que merecen sentir los beneficios de esa fortuna? Han pasado decenas de años y algunas veces parece que las mineras siguen con las mismas actitudes que tuvieron cuando mandaban al sirviente de turno (entiéndase gobierno) a ordenar a sus soldados a aplacar cualquier rebelión minera (recordar la novela REDOBLE POR RANCAS, de Scorza). En fin, es un tema muy complejo que amerita reflexión y la respuesta esclarecedora de un experto.


Continuemos ahora el viaje hacia un tiempo en que no se desparecían lagunas, sino más bien el agua era considerada un bien tan importante que se le aprovechaba con maestría y sensatez. Luego de casi 2 horas de haber salido llegamos hasta este lugar que se considera como una de las más notables obras hidráulicas de los Andes precolombinos: CUMBEMAYO.

Al llegar lo primero que vimos fue una pequeña tienda hecha de barro y protegida con techos de paja a dos aguas donde una familia campesina vendía gaseosas, comidas y humildes suvenires. La gente del grupo estaba más interesado en verles, escucharles y tomarles fotos que en comprarles cosas por lo que creo que esa familia haría más dinero en cobrar por las fotos que le sacan que por las cosas que les compran. Lo que no pudimos visitar fue el museo de sitio, que increíblemente, estaba cerrado.


Cumbemayo. Cajamarca - Perú.
Cumbemayo. Cajamarca - Perú.




Empezamos a caminar por el sendero, que empieza muy cerca de la tienda, y en el camino nos encontramos con otras mujeres y niños que iban vendiendo lo que pudieran a quien quisiera y que, estos sí, se ofrecían para tomarse fotos con los visitantes pidiendo a cambio una propina. Algo muy típico en todos los lugares turísticos y contra lo que mucha gente está en contra y muchos otros, estos son los más, disfrutan haciendo.

Cumbemayo. Cajamarca - Perú.
Cumbemayo. Cajamarca - Perú.
Cumbemayo. Cajamarca - Perú.
Hasta que de pronto aparecen todos esos grupos de monumentales piedras, enhiestas, pegadas, amontonadas de tal manera que parecen formar islas pétreas separadas por un inmenso, plano y amarillo mar de ichu por cuya superficie pasaban de vez en cuando ráfagas de aire, lo que hacía que estos amarillentos y duros pastos se doblasen como si estuviera pasando sobre ellos una invisible guadaña.

Hechas a andar la imaginación, te sugieren ver una imagen y los ves; o te inventas una figura imposible que solo tus ojos ven y convences al resto de su veracidad: “mira, ¿no se parece eso a una nave espacial?”; “¡sí, tienes razón!”. Una ceremonia conjunta de imaginación visual se lleva a acabo y todos los que nos animamos a darle rienda suelta a la fantasía, y no la tenemos todavía emasculada por la virtualidad, vemos lo que queremos. El consenso se da sobre todo al definir a esos farallones que parecen mandíbulas dentadas de un inmenso monstruo o tal vez gigantescos frailes peregrinos que por algún raro hechizo se han quedado petrificados en medio de una procesión misteriosa: de ahí que la gente les diga los “fraylones”.

Cumbemayo. Cajamarca - Perú.
A lo lejos, resaltando su oscura y larga estructura contra el celeste cielo serrano, se ven un amontonamiento puntiagudo de rocas que parecen torres medievales; edificios de un reino donde campea la niebla y los sueños y desde donde quizás miran atentos vigías expertos en reconocer a cualquiera que se moviera en medio de estos anchos espacios.

Cumbemayo. Cajamarca - Perú.
Cumbemayo. Cajamarca - Perú.
El guía nos lleva hasta EL SANTUARIO que no es sino una gruta labrada en las entrañas de un farallón con forma de cabeza. Entramos sigilosos en la casi penumbra de esta especie de puerta al submundo mientras bajamos por unos toscos escalones y encontramos allí una plataforma de unos 2,5 metros de diámetro aproximadamente. Vemos hornacinas, petroglifos, y toda una imaginería abstracta que nos habla sin lugar a dudas del sentido mágico y religioso que debió haber habido en este lugar.

Cumbemayo. Cajamarca - Perú.
Cumbemayo. Cajamarca - Perú.
Seguimos visitando las entrañas de estos rocosos gigantes y ahora nos metemos en la oscuridad total de LA CUEVA que también contiene petroglifos cuyas formas se puede adivinar si recuerdas llevar linterna porque de otro modo solo palparás la dura y fría superficie de la roca. En algún momento esta concavidad se hace tan estrecha y pequeña que el visitante casi tiene que andar doblado si quiere mantener la testa a buen recaudo.

Cumbemayo. Cajamarca - Perú.
El último lugar a visitar es EL ACUEDUCTO motivo por el cual CUMBEMAYO es, como ya dijimos líneas arriba, considerada una de las más notables obras de ingeniería hidráulica de América precolombina. ¿Por qué? Por la evidente maestría  con la que se la construyó para poder trasladar las aguas de una vertiente a otra sorteando las invencibles alturas andinas y llevarlas hasta la distante Cajamarca. Pero no solo es importante observar los logros técnicos sino también apreciar otras características que hacen del sitio un conjunto en donde se dan las manos armónicamente ciencia, arte y magia. De eso nos habla el perfecto acabado en los trabajos de cantería que se ven a lo largo de todo el canal: abundan los ángulos rectos hechos para disminuir la velocidad del fluir de las aguas.

Cumbemayo. Cajamarca - Perú.
Además, en sus rocosas paredes se cincelaron unos bellos y enigmáticos petroglifos, todo lo cual nos deja ver la importancia que se le dio al ritual de adoración a un elemento tan vital como el agua. En mi opinión, es una buena oportunidad para ver esa mezcla de ciencia y religión que era tan natural en las construcciones antiguas y que hemos perdido desde hace mucho para mirar ahora estructuras sin gracia, parecidas en su feísimas y similares formas; hechas con el mismo lóbrego y pobre estilo, carentes de sentido, de magia.

Cumbemayo. Cajamarca - Perú.
Cumbemayo. Cajamarca - Perú.
La caminata dura casi 2 horas y aunque el sitio se ubica sobre los 3,500 metros de altura se lo puede visitar sin tanto problema ni agitación pues el camino es por momentos llano y está bastante bien definido aunque pobremente no señalizado.

Pablo

DATOS UTILES

  • A la gran mayoría de lugares que hemos visitado en esta aventura por el CIRCUITO NOR ORIENTAL llegamos por nuestra propia cuenta y prescindiendo de tours. Cumbemayo fue una excepción ya que es algo difícil encontrar transporte por ser éste muy esporádico. En todo caso, si estás interesado en hacerlo por tu cuenta es bueno saber que salen carros hacia CHETILLA desde detrás de Cerro Santa Apolonia. Normalmente parten entre las 6 am hasta las 8 am. El regreso puede ser un poco incierto por lo que es mejor coordinar con uno de los conductores.
  • Si se quiere ir caminando desde el cerro Santa Apolonia sale un camino señalizado y te toma 4 a 5 horas, tomando atajos y a buen paso, aunque dicen que hay que estar pidiendo referencias constantemente.
  • Nosotros contratamos el tour en la agencia OLENKA`S TOURS (Amalia Puga 811, interior 1. Móvil: 976660708. Olenks-tours@hotmail.com). Costo: 20 soles por persona. El servicio fue muy bueno y el guía, Nino, hizo un trabajo excelente. El Tour es de 9 y 30 am a  1 y 30 pm. No se suele hacer la visita por las tardes porque el sitio es ventoso y frío.
  • Es bueno llevar linterna pues se entra en cuevas absolutamente oscuras y, si hay amenazas de lluvia, algún chubasquero porque en el camino entre los farallones no hay donde guarecerse.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

agradezco su interés por darnos a conocer sobre cumbemayo

Pablo Solórzano dijo...

Es todo un placer, Cumbemayo es un sitio fascinante. GRacias por su visita. Saludos!

Anónimo dijo...

es cierto pablo cumbemayo es una maravilla

Pablo Solórzano dijo...

Pues que bueno que cada haya más viajeros que estén de acuerdo, bueno, con un sitio como este es difícil no coincidir en opinión: es una belleza! gracias por vuestra visita! saludos!

Enrique Orlando Rivas Celis dijo...

Muy bonita la descripción que nos ha llevado imaginariamente por el esplendoroso CUMBEMAYO en la bella ciudad de Cajamarca y al que debemos visitar obligado cuando estemos en esa ciudad.Felicitaciones.

Pablo Solórzano dijo...

Muchas gracias por esas felicitaciones Enrique. La verdad es que el sitio es tan esplendoroso que cualquier descrición palidece ante todo ello. Un abrazo y gracias por la visita!

Byron dijo...

Hola Pablo
escribí a OLENKA`S TOURS preguntando por los tours, respondiron y me gusta sus programas y costos, gracas por la info.

Pablo Solórzano dijo...

Hola Byron, mil disculpas por responder recién! Qué bueno que encuentres interesante las ofertas de Olenka, a nosotros nos dio un gran servicio. y el guía Nino fue sencillamente estupendo. Un abrazo y espero que me sigas dejando saber de tu viaje por Perú!! Saludos viajeros!!

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...