Hampton Court: jardines, laberintos y fantasmas

sábado, 17 de diciembre de 2011


El Cardenal Thomas Wolsey era, después de Enrique VIII, el hombre  todopoderoso de la Inglaterra de su época: pero no solo tenía ese cargo eclesiástico también era Arzobispo y canciller. Y como todo hombre poderoso que se respete se mandó a hacer un palacio en las afueras de Londres en 1514: lugar que a la postre sería HAMPTON COURT.

Pero lo que Wolsey no esperaba era que fuera a perder el favor del soberano cuando no pudo persuadir al papa a que aprobase el divorcio de Enrique con Catalina de Aragón. A modo de calmar las iras de su jefe, y viendo que perdía sus favores, le regaló en 1528 el palacio que ya se había empezado a construir, pero no sirvió de nada: el Cardenal murió de camino a su juicio por traición.

Hampton Court. Londres - Inglaterra
Enrique se encargaría de mandar a agrandar el recinto, labor que continuaría, en 1690, Guillermo III; es por esto lo que hay un contraste entre las torres y tejados de estilo Tudor y los aposentos y salones reales de estilo clásico a la manera de un pequeño Versalles.

Hacia ese lugar fuimos luego de caminar sobre la nieve acumulada en RICHMOND PARK (ver entrada anterior) aprovechando nuestros últimos días de estadía en Londres en donde nos dedicamos a recorrerlo con más intensidad y yendo a lugares que por falta de tiempo no habíamos podido ir mientras vivíamos allí. Por lo grande y la variedad de cosas que hay por ver en este palacio te puede tomar horas y horas visitarlo; estábamos con el tiempo justo y ahorrando para nuestro viaje de varios meses por Perú por lo que decidimos no entrar y solo verlo por fuera. Ahora que he estado leyendo un poco sobre jardinería me arrepiento de no haber visitado sus interiores para ver al menos los jardines palaciegos porque la verdad que son una maravilla.

Hampton Court. Londres - Inglaterra
Para llegar a Hampton Court nosotros tomamos un bus de servicio normal desde Richmond, pero también se puede ir tomando uno de los South West Trains en Waterloo Station y en media hora llegas a la estación de Hampton Court. Los autobuses que por allí pasan son los de las líneas 111, 216, 411, 451, R68, 513. Si lo que te gusta es caminar pues hay un buen sendero de casi 13 kilómetross que empieza en Richmond y que pasa por Petersham Meadow, la maravillosa Marble Hill House y el fantasmagórico Ham House, continúa hacia Teddington Lock (una especie de esclusa) and Weir y el pueblo de Kingston-upon-Thames y termina frente al Hampton Court Palace. Sinceramente es lo que habríamos querido hacer, es decir llegar allí a pie pero el invierno y la nieve arreciaban así que mejor nos fuimos abrigaditos en el bus 65 desde Richmond y cambiamos al 411 en el Kingston Station, el trayecto en este caso nos llevó poco más de 40 minutos.

Cruzamos el puente sobre el viejo y frío Támesis y caminamos por la amplia carretera por el que se accede al palacio aunque es bueno decir que antaño era por el río por donde se acercaban los visitantes a este lugar. Pasamos por la PUERTA DEL TROFEO donde se posan un unicornio y un león y por fin estamos ya en los terrenos del castillo de Enrique VIII, quien fuera uno de los más poderosos y vehementes reyes de Inglaterra, capaz de desafiar la autoridad papal y matar a quien fuera que obstaculizase sus ansias de poder, esposa y canciller incluidos. 

Vista aérea de Hampton Court. Londres - Inglaterra. Foto de la web http://london.dukegill.com/



Detalle de la fachada de Hampton Court. Londres - Inglaerra. Foto de la web. www.en.wikipedia.org
Detalle de la entrada de Hampton Court. Londres Inglaterra.
No aporto mucho contándolo pero debo de decir que mientras caminaba por los alrededores del palacio no dejaba de sonar en mi cabeza alguna de las piezas del fantástico disco de LAS SEIS ESPOSAS DE ENRIQUE VIII (la canción Anna Bolena por ejemplo) de RICK WAKEMAN, uno de mis músicos favoritos y que mi hermano mayor me hizo conocer; y la hermosa y lóbrega canción "O death rock me asleep", atribuida a Anna Bolena, segunda esposa de Enrique VIII, quien se supone escribió esa pieza en su celda de la Torre de Londres poco antes de ser decapitada.


¿Qué ver dentro del gran palacio? Todos recomiendan LA GALERIA MATEGNA donde hay 9 lienzos de 1790, hechos por el maestro italiano y que representan los triunfos de Cesar; los patios, la capilla, aposentos, bodegas y ventanales acristalados.  Como ya he dicho lamento no haber entrado sobre todo para conocer los jardines del palacio que cubren 30 hectáreas y que es visitado por más de 1 millón de personas al año lo cual lo hace el más visitado de toda Inglaterra. 

Aposentos reales. Hampton Court. Foto de la web http://www.englishmonarchs.co.uk
El gran salón. Hampton Court. Londres- Inglaterra. Foto de la web http://www.englishmonarchs.co.uk
La capilla. Hampton Court. Londres - Inglaterra. Foto de la web http://blog.londonconnection.com/
Aunque quien sabe si fue mejor no entrar, no vaya a ser que uno termine encontrándose con los fantasmas, dicen que por alli anda Catalina Howard penando y abriendo y cerrando puertas... no vaya a ser que se meta nieve en el palacio. Si no me crees, mira este video y tiemblen...





Estos  jardines fueron creados en la época de Guillermo y son de estilo barroco, con avenidas radiales llenas de plantas exóticas. Entras las cosas que aquí se puede resaltar están THE GREAT VINE, una parra plantada en 1760 y que en el XIX dio 910 kilos de uva; THE POND GARDEN, estanque donde se obtenía pescado fresco para Enrique; THE FOUNTAIN GARDEN, que contiene un célebre recinto formado por tejos que data de inicios del siglo XVIII. Además se pueden ver THE LONG WATER que es un lago artificial que discurre paralelo al Támesis y sobre todo el maravilloso laberinto llamado THE MAZE, lleno de senderos que se abren paso en un espacio de 800 metros de longitud y que se dice fue el único que queda de los 4 laberintos que aquí hubo. Increíble.

The Fountain Garden con los tejos de formas curiosas. Hampton Court. Londres - Inglaterra. Foto de la web del diario El País.
El Laberinto de Hampton Court. Londres - Inglaterra. Foto de la web http://www.lacajarota.com/
El Laberinto de Hampton Court. Londres Inglaterra. Foto de la web http://www.zimbio.com/
Nosotros bordeamos el palacio y nos fuimos por el camino lateral que pasa por el embarcadero, desde allí pudimos ver THE PRIVI GARDEN completamente lleno de nieve y obviamente vacío y las  macizas y bellas verjas  de hierro  que protegen el recinto real.

El embarcadero cerca de Hampton Court. Londres - Inglaterra
Vista del Támesis desde Hampton Court. Londres - Inglaterra.
Hampton Court. Londres - Inglaterra.
Hampton Court. Londres - Inglaterra.
Hampton Court. Londres - Inglaterra.
Como he dicho no pudimos entrar pero sin volviera a Londres seguro que lo haría ahora que estoy mucho más enterado sobre lo que allí se pude haber.

Pablo

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...