Los almacenes de Pinkuylluna en Ollantaytambo

lunes, 1 de agosto de 2011


Vista de los almacenes de Pinkuylluna desde el pueblo de Ollantaytambo

Por una de las calles del QOSQO AYLLU (una que baja hacia la Plaza Principal del pueblo - ver entrada anterior) está la subida hacia los almacenes incas de PINKUYLLUNA, ubicado al oeste de Ollantaytambo.  Estos viejos depósitos son, sin lugar a dudas, los más impresionantes en el Valle y en muchas partes del Perú. La subida no es muy complicada y lleva al menos veinte minutos. Desde allí se puede tener una vista inmejorable de los restos arqueológicos y el pueblo de Ollantaytambo. 

Subida hacia Pinkuylluna desde el barrio de Qosqo Ayllu
Primeras vistas de Pinkuylluna
Los mayoría de estos depósitos tienen forma rectangular aunque algunas son de estructura cerrada y otras tantas tienen una pared trasera más alta que la delantera así como también largas ventanas abiertas. Es todavía difícil saber qué clase de productos se guardaban aquí pero el principal cultivo fue, probablemente, el maíz. Aunque la ubicación de estos almacenes, en lo alto de un cerro, parece extraña se puede entender que los construyeron a esa altura puesto que allí el aire es más fresco y mantenía ventilados los alimentos almacenados. 

Almacenes de Pinkuylluna



Almacenes de Pinkuylluna

Almacenes de Pinkuylluna
Almacenes de Pinkuylluna
Abajo los restos arqueológicos de Ollantaytambo caían como una perfecta cascada de piedra sobre el pueblo y yo recordaba algunas lecturas que cuentan que en 1537, Manco Inca (hermano de los incas Atahualpa y Huascar), después de tener por mucho tiempo sitiada la ciudad del Cusco, que había sido tomada por los españoles, tuvo que dar licencia a sus soldados para que regresaran a trabajar a sus tierras ya que el hambre apremiaba. Los incas, al igual que algunos ejércitos orientales y hasta griegos de la zona conocida como Mani, estaban acostumbrados a alternar los tiempos de guerra con las temporadas agrícolas. Así, dejaron el sitio del Cusco y tomaron como base Ollantaytambo. Los seguiría hasta allí Hernando Pizarro (hermano de Francisco) con un nutrido ejército. Manco Inca los esperaba y ya había convertido el "Templo de Ollantaytambo" en una bien defendida fortaleza, de allí que así se le conozca ahora. Pedro Pizarro cuenta en sus escritos que el “templo” estaba tan bien fortificado que todos los españoles fueron presas del horror.

Desde la parte más alta de las terrazas Manco Inca, sobre un caballo (sí, los incas ya habían aprendido a domar ese animal que eran casi como tanques para los españoles), comandaba sus tropas mientras que sus arqueros lanzaban miles de flechas además de inmensas piedras y proyectiles de fuego. Ambos ejércitos se encontraron en los campos de MASCABAMBA donde pelearon todo el día hasta que los españoles sintiéndose vencidos retrocedieron. Pero Manco aún tenía una sorpresa: había mandado a desviar el río Patacancha hacia los campos lo que hizo que la caballería española no pudiera atacar y terminara inutilizada. Manco Inca persiguió a los cristianos que huían en una alocada retirada hacia el Cusco y  les causó terribles bajas. Según un cronista anónimo de 1539 en esta batalla el "general" Quisu Yupanqui capturó "varias decenas" de españoles y los "hizo esclavos" a la vez que adornó la fortaleza con "200 cabezas de cristianos y 150 cueros de caballos".

Vistas de la "fortaleza" de Ollantaytambo desde Pinkuylluna
En la capital del reino inca, los españoles recibieron auxilio y al darse cuenta de la amenaza Manco Inca decidió dejar Ollantaytambo, que luego cayó en manos españolas, y se internó en la boscosa zona de Vilcabamba desde donde, juntos a sus descendientes, llevaría a cabo una guerra de resistencia por más de 50 años dando origen al linaje conocido como LOS INCAS DE VILCABAMBA. Hernando Pizarro fue premiado por el Rey de España y se le dio Ollantaytambo como encomienda.

La hermana y esposa de Manco Inca, Cura Occllo, fue capturada. Al negarse Manco Inca a rendirse, Francisco Pizarro mandó a desnudar, azotar y matar a flechazos a la reina inca. Luego de eso el conquistador español envió al inca rebelde un terrible mensaje: el cuerpo de Cura Ocllo fue lanzado al río Urubamba para que la corriente la llevara hasta Vilcabamba, donde los soldados de Manco la encontraron. 

Recordando esta historia estaba cuando vi que no era el único en estas ruinas ya que apareció un hombre con sombrero, alto, blanco y barbado. Era un inglés llamado Steve, de unos 40 años con el que hice buenas migas. Hablamos mucho de libros, viajes y política. Nos explicamos cosas en español e inglés y bajamos juntos al pueblo cuando el viento empezó a soplar fuerte. Quedamos en encontrarnos en la noche para cenar. Nos fuimos a un restaurante muy bonito llamado MAYUPATA, muy íntimo y con luces tenues. Ponían música de Silvio Rodríguez y Steve me dijo que lo había visto en Londres.

Regresé a mi cuarto en la casa de don Cosme, tratando de no ser atropellado por los inmensos camiones que pasan por el pueblo haciendo retumbar las casas y las ruinas. Éste es uno de los problemas de Ollantaytambo, no se entiende cómo es posible que semejantes vehículos pasen por tan bonito lugar y la afecten tanto. Pero antes, pasé al pie de la Fortaleza; era una noche completamente clara, las estrellas temblaban sutilmente detrás de las ruinas (no precisamente por los camiones) y desde la plaza Araqama las vi lanzar su luz remota hacia el mundo. Qué afortunado soy, pensé, y me fui a dormir. Al día siguiente me esperaba otra aventura.

Pablo

8 comentarios:

Ronald Gonzales P. dijo...

me parece o hay un digito de mas en el telefono del hospedaje?

Pablo Solórzano dijo...

Uy ronald, va a ser que sí !!! no me había percatado, he estado buscando en mis archivos si encuentro el número y parece que ya lo he perdido... es que hice el viaje en el 2008... mil disculpas por ello!

Luis Alberto dijo...

me gusta el detalle que le pones a cada post, ¿cuanto tiempo te tomó Ollantaytambo?

Pablo Solórzano dijo...

hola Luis A., gracias por tu visita. No sé si te refieres a Ollantaytambo ruinas, la verdad es que aunque es grande se puede visitar en una hora, yo me quedé un poco más porque tenía mucho tiempo y quería tomármelo con calma. Espero que tengas tiempo tú también porque las ruinas valen la pena. Saludos!

sildana suarez dijo...

hola buena la historia, pero cuando fui a Ollantaytambo me dijeron que el deposito, había sido la escuela, no se si era mentira pero me gustaría salir de la duda, gracias.

Pablo Solórzano dijo...

Hola Sildana. Gracias por tu visita. Sinceramente no puedo confirmarte que haya sido una escuela, las cosas que he leído siempre se referían a Pikuylluna como almacenes. Quizás lo de colegio haya sido más que nada en época más contemporánea, aunque sinceramente el interior no es tan grande como para haber tenido tales funciones, creo yo. Saludos!

james2012 dijo...

Lo raro de todo ello, es que es la unica edificacion de color amarillo hecho por los Incas, por cuanto podemos ver en todo el valle sagrado y en cualquier lado de edificaciones de los Incas, hechas solo en piedras del mismo color. Me queda una intriga porque este Pinkuylluna tiene color amarillo. Bueno lo veremos cuando el proximo año escale ese cerro. Este año ya no me dio el tiempo y solo me dio para el templo y las calles de Ollantaytambo.

Pablo Solórzano dijo...

Hola James, es una buena observación. Este sitio resalta por la intensidad de ese amarillo, y cuando le da el sol, lo es aún más, claro. Espero que cuando vuelvas a Ollantaytambo tengas tiempo de subir, la verdad es que es una grata experiencia. saludos y gracias por tu visita a la brújula.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...