Tras las huellas de Franz Kafka en Praga (1era parte)

martes, 12 de julio de 2016

“Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto.” Recuerdo muy bien este pasmoso arranque del librito aquel que alguno de mis hermanos dejó en la biblioteca de la casa de mi infancia. Creo que lo que me impactó fue la naturalidad con la que el escritor contaba una cosa tan horrible; como si estuviese contando una anécdota fútil.

Con los años le fui siguiendo la pista a este narrador y allí donde haya estado seguí leyendo sus libros con tanto interés que prácticamente devine un apasionado de sus obras. Y, fetichista literario como soy (ya he hecho varias rutas literarias en otras ciudades), decidí un buen día que tenía que seguir sus pasos allí por donde él habría vivido o estado. Seguí el llamado kafkiano. Y al conocer su ciudad pude entender mejor muchas cosas sobre su vida y obra. Y sí pues, aunque parezca un cliché debo decirlo: Kafka es Praga y Praga es Kafka.




Por eso, ayudado por el extraordinario libro “Franz Kafka y Praga” de Harald Salfellner, hice varias incursiones por la vieja y bella Praga siguiendo las huellas del fascinante Franz Kafka. Y de todo ello les dejo aquí estas entradas con la esperanza de que les sirva por si también desean hacer lo mismo. Les aseguro que no tiene pierde.

1. LA CASITA DE LA CALLEJUELA DEL ORO (Zlata ulicka 22)

Posiblemente el espacio kafkiano más conocido de Praga y el más famoso hasta entre los que nunca leyeron a Kafka. Como ya lo escribí en la entrada sobre EL CASTILLO, el gran Franz huía de las angustias de la ciudad y se refugiaba en este pequeño espacio de quince metros cuadrados que había sido rentado por su hermana. Allí es donde escribió muchos de los cuentos de “Un médico rural”, publicado en 1920.






Al escritor no le gustó a primera vista el sitio, le encontraba “todos los defectos posibles”. Pero poco a poco se enamoró del lugar y se creó el hábito de escribir siempre hasta las primeras horas de la madrugada. Luego bajaba por “la vieja escalinata del castillo” hasta llegar a su casa. Hay allí ahora una librería en la compré la guía literaria que tanto me ha  servido para armar este recorrido.

Interio de la casa de la callejuela de Oro. Hoy es una librería.

Hay que bajar desde El Castillo hasta el río mismo. Allí se debe caminar hasta el Cechuv most (PUENTE CHECO) para cruzar hasta la otra orilla. La extensión del puente es la calle Parizska (París) donde se ubica…

2. LA CASA ZUM SCHIFF (Casa del Barco, Parizska 36).

A esta casa se mudó la familia Kafka en 1907. Era una de las primeras lujosas casas de habitación hechas para alquilar. Lamentablemente fue destruida durante los últimos días de la Segunda Guerra y se levantó en su lugar, en los años 70 del siglo pasado, un hotel que hasta ahora se puede encontrar.


Vista del Puente Checo que Kafka debió haber tenido en la casa donde escribió La Metamorfosis.
Es importante ver este sitio porque fue allí donde Kafka escribió ni más ni menos que LA CONDENA y, sobre todo, LA METAMORFOSIS… sí, la novelita en la que Samsa se convierte en un monstruoso insecto y que tanto me impactó cuando niño, tal y como lo conté al inicio de esta entrada.

Al igual que el pobre Gregorio, Kafka “vivía en una habitación alta con las puertas laterales que se abrían a una habitación a la derecha y otra a la izquierda…”  El panorama que el escritor podía haber visto desde allí debe seguir siendo el mismo tal y como lo vemos ahora: el río y sus barcos, la escuela de Natación adonde le gustaba ir en verano, más allá la Torre del Belvedere en la cima del cerro de verdes laderas, la catedral de San Vito y el Castillo de Praga.




Pero entremos más en las entrañas de la ciudad, siguiendo por la misma calle Pariszka podemos llegar hasta…

3. LA VIEJA-NUEVA SINAGOGA (Cervená, Staré Mesto)

Como escribí en la entradasobre el BARRIO JUDIO, esta sinagoga es considerada la más antigua de Europa. Es posible visitarla pero comprando un ticket exclusivo pues hay otra entrada general que permite el acceso a las otras sinagogas del barrio. En sus diarios, Kafka nos cuenta el ambiente festivo que había en este lugar, sobre todo durante el Kolnidre (rezo judío).




Justo al frente de este templo se encuentra…



4. EL CONSISTORIO JUDÍO (Maiselova, 18)

Es hoy la sede del “Consejo de las Congregaciones Judías”, es decir un lugar donde se ubican los locales administrativos de la comunidad judía de la ciudad. 

En su época Kafka organizó aquí recitales, lecturas (“Fracaso total y absoluto”, escribiría él) y presentaciones teatrales. Además dio una conferencia sobre el dialecto yiddish. 

La Vieja Nueva Sinagoga y detrás el Consistorio Judío.


Desde este edificio hay que tomar la calle Sirokà hasta que esta arteria cambia de nombre a Vezenská. Allí encontraremos la hermosa Sinagoga española además del…

5. MONUMENTO A FRANZ KAFKA (Vezenská, Staré Mesto)

En una pequeña elevación entre la iglesia del Espíritu Santo y la bella Sinagoga española se encuentra esta original escultura que representa al gran Franz montando sobre los hombros de un gigante del que solo se ve su envoltura: no tiene rostros, ni manos.



Este monumento de bronce se desveló ochenta años después de la muerte del escritor, es decir en el 2003. Aunque ha recibido duras críticas no se puede negar que hoy es un punto clásico en los recorridos turísticos de la ciudad por lo que es normal ver a grandes grupos de turistas tomarse foto con esta escultura. Franz es hoy, nos guste o no, un suvenir turístico importante.

6. EL CAFÉ SAVOY (Vezenská,11)

Hay que continuar por la misma calle Vezenská hasta llegar a la esquina con la pequeña calle Kozi. Justo allí estaba el Savoy, hoy se puede encontrar un restaurant. Ojo, no confundir con un café llamado Savoy que se encuentra en Malá Strana.

El café debió haber sido una especie de rincón bohemio por excelencia y frecuentado por gente sencilla: se presentaban obras de teatro judío oriental, que tanto gustaban a Kafka. Y aunque no tenía luz eléctrica a la gente le daba lo mismo pues el café costaba barato, y los estudiantes pagaban la mitad.




Plaza de las Cabras cerca de lo que era el Café Savoy.

Frente a este edificio está el Ziegenplatz (plaza de las Cabras), pero te recomiendo tomar más bien la pequeña calle KOZI (justo al lado del Café) para bajar solo una calle (en dirección al río) hasta la calle BÍLKOVA…

7. LA VIVIENDA DE LA CALLE BÍLEK (Bílkova, 10).

El doctor K se vino a vivir solo a esa casa en el verano de 1914, cuando comenzó la guerra. Anteriormente vivía en la casa familiar del Altstädter Ring (Staroměstské Náměstí), pero al mudarse allí su hermana Elli con sus hijos el espacio quedó pequeño por lo que el escritor tuvo que buscarse un lugar tranquilo y lo encontró en este sitio en la que vivía su otra hermana, Valli. Pero la primera noche empezaron los problemas: los vecinos hablaron toda la noche y el escritor no tuvo tranquilidad para darle rienda suelta a su imaginación. Y eso que los vecinos hablaron en voz baja. Parece que el doctor K tenía unos oídos muy finos… motivo por el cual decidió mudarse “por propio desasosiego” hacia una casa no muy lejos de allí…







Para conocerla debes volver por la pequeña calle KOZI y seguir por allí hasta que encuentres la esquina con DLOUHÁ…

8.LA CASA “ZUM GOLDENEN HECHT” (Casa del Lucio de Ooro), Dlouhá, 16.

En el cuarto piso de este edificio vivió Kafka entre marzo de 1915 y febrero de 1917. Era un edificio nuevo, con ascensor y habitaciones amplias y acogedoras.




Sin embargo nada era suficiente para el genio de Praga:  aunque la gente era “soportable”, la bulla seguía siendo un problema: el ascensor rechinaba, los suspiros, el piano, las cocinas… ¡Lo que Franz necesitaba era mudarse más bien a un convento! Todo esto le irritaba. Aparentemente necesitaba una tranquilidad absoluta y un silencio sepulcral para poder crear. La ansiada paz era tan difícil de encontrar.

Bajamos por la calle Dlouhá hasta la Plaza Principal (de la que ya hemos hablado en la primera entrada que escribí sobre esta ciudad).

9.CASA OPPELT (STAROMESTSKE NAMESTI 5, STARE MESTO)

 En la esquina que hace la plaza con la calle Parizka encontrarás un bello edificio en donde ahora hay una tienda de Cartier. Debido a los desastres de la Segunda Guerra Mundial este edificio perdió su cuarto piso que es justamente donde vivieron los Kafka entre 1913 y 1932.



En la última etapa de su vida, estando muy enfermo, el escritor volvió a vivir con sus padres en esta casa. Como siempre los ruidos eran una fuente de molestia constante. Tal y como le escribe a su hermana “… a las seis y media hay un ruido, eso normal aunque hoy sea domingo. Por otro lado, no se oye al gato, solo el reloj de la cocina. Pero sobre todo el cuarto del baño. Conté tres veces que encendieron la luz y dejaron correr el agua para no sé muy bien qué…”

Sigue bajando y tendrás a tu derecha la Iglesia de San Nicolás. A su lado se abre de pronto una pequeña plazoleta. Allí encontrarás… 

10.LA CASA NATAL EN LA ANTIGUA CALLE NIKLAS (Námestí Franza Kafky, 3)

Era el 3 de julio de 1883 cuando nació el primero de los hijos del matrimonio de Hermann y Julie Kafka: Franz Kafka. Si bien es cierto de aquella casa natal solo queda el portal que ha sido integrado al nuevo edificio, es un sitio trascendental en este peregrinaje literario.





Hoy hay allí un café llamado Kafka, y unos metros más abajo, justo en la esquina con la calle MAISELOVA, un busto conmemorativo de Kafka hecho en bronce.



Desde este punto debes tomar la calle U RADNICE (sería la continuación de MAISELOVA) hasta la esquina con MALE NAM. y allí doblar a la izquierda. Esta es una calle que se te hará familiar pues a estas alturas seguro que las has recorrido mucho ya que lleva de regreso a la Plaza Principal de Praga. Por esa zona encontrarás…

11.LA CASA “ZUR MINUTE” o DEL MINUTO (STAROMESTSKE NAMESTI, 2).

La cual tiene una hermosa fachada: son imágenes esgrafiadas de antes de 1615 en la que se representan imágenes bíblicas. Allí mismo había una tienda en la que se vendía tabaco, periódicos y otras cosas al menudeo o al minuto como se dice en italiano, de allí el nombre de la casa.



Aquí vivió la familia Kafka con el pequeño Franz en 1889. Y en esa morada nacieron las hermanas Elli, Valli y Ottla, quienes al final serían asesinadas por los nazis. Al crecer la familia y prosperar el negocio los Kafka decidieron mudarse a otra casa.



Sigue subiendo hasta la Plaza Principal de la Ciudad Vieja (inevitablemente pasarás delante de la Torre del Reloj, un clásico de la ciudad). Este era el sitio que podría resumir la vida de Franz Kafka pues como alguna vez bien dijo él: “Ahí estaba mi instituto de bachillerato. Allí, en el edificio de enfrente, la universidad, y un poco más allá, hacia la izquierda, mi oficina. En ese pequeño círculo… está encerrada toda mi vida”.


Justo en esa plaza, se encuentra…

12.EL PALACIO KINSKY (STAROMESTSKÉ NÁMESTÍ, 12).

En este bello edificio rococó de mediados del siglo XVIII, se ubicaba el Real e Imperial Colegio Secundario, donde el pequeño Franz empezó sus estudios en septiembre de 1893. Su padre también tuvo allí su tienda, entre 1914 y 1918. Es interesante saber que el futuro escritor era muy buen alumno en casi todo excepto en matemáticas.



No te lo pierdas la próxima entrada en la que continuará esta ruta en la que estamos siguiendo las huellas del genial Franz Kafka por la fascinante Praga .

Hasta entonces, viajeros.

P.

Aquí te dejo un mapa con la ubicación de los sitios visitados... 



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchas gracias por compartir este interesante recorrido. Algún día me servirá de buena guía. Saludos !

Pablo Solórzano dijo...

Hola, muchas gracias a ti por tu visita. Me alegra que esto te pueda servir. Saludos!

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...