Arequipa: los tesoros secretos del Convento La Recoleta

martes, 22 de abril de 2014



Cuando el viajero está en Arequipa (ver entrada anterior) sabe que tiene que ir sí o sí a ver esa maravilla llamada el Convento de Santa Catalina. Sí. Es un “must”. Pero para un mochilero que va ajustando el presupuesto al máximo tal vez el ticket de entrada a ese convento tenga hoy un precio casi prohibitivo. Tranquilo, afortunadamente Arequipa tiene mucha riqueza patrimonial y nos ofrece una alternativa más económica pero también fascinante: el CONVENTO LA RECOLETA. 

Ubicado a pocos minutos a pie del centro de la ciudad, solo hay que cruzar el puente Grau, y mirar abajo el famélico Chili, para llegar al famoso barrio de Yanahuara. Desde el mismo puente casi se puede ver la torre del convento, así que no hay pierde. 
 
CONVENTO LA RECOLETA. AREQUIPA - PERU.




La fachada de la iglesia es bastante sobria, pero la entrada al museo se encuentra al lado, en la portada del convento. Allí llegamos, y aunque parecía que no había nadie respondieron rápido a la llamada del timbre. Nos recibió Andrea, una chica joven muy simpática, amable e inteligentísima que es guía voluntaria en la Recoleta. Nos cayó tan bien que al final la invitamos a almorzar y aceptó. Fue interesante escucharla hablar sobre los sentimientos y opiniones que su ciudad le despierta. Si quieres puedes hacer la visita sin guía (en el ticket está bien dibujado el recorrido por lo que no hay pierde), pero para serte sincero vale la pena ir con alguien que te informe porque el sitio es más grande lo que se espera y hay mucho más patrimonio de lo que uno podría imaginar. En verdad, pesábamos que solo había un claustro, alguna biblioteca y un jardín: lo que no imaginábamos era que había mucho más que todo eso.

De entrada te recibe el bien soleado “Claustro de la Portería” (hay 4 claustros en total) con su maciza arquería, una piedra de molino que han puesto a modo de adorno (dicen que es el más antiguo del Perú, un dato que hay que tomarlo con pinzas, claro) y toda una colección de bellísimas crasas. Nunca imaginé que las hubiese de esas formas y colores. Sinceramente desde que las vi allí me enamoré de esas plantas, y si antes no las encontraba tan interesantes ahora me parecen una hermosura.

CONVENTO LA RECOLETA. AREQUIPA - PERU.
CONVENTO LA RECOLETA. AREQUIPA - PERU.
CONVENTO LA RECOLETA. AREQUIPA - PERU.

Un pequeño zaguán te lleva hasta el “Museo Precolombino” donde, como es de esperar, hay interesantes piezas perecientes a varias de las culturas precolombinas (entre ellas huacos eróticos mochicas, ¡vaya con los curitas!), y algunas momias y cráneos en asombroso estado de conservación. Una vista sinceramente impresionante.

CONVENTO LA RECOLETA. AREQUIPA - PERU.
CONVENTO LA RECOLETA. AREQUIPA - PERU.
CONVENTO LA RECOLETA. AREQUIPA - PERU.
CONVENTO LA RECOLETA. AREQUIPA - PERU.


El siguiente claustro es el “Mayor o de San Francisco”, quizás el más hermoso de todos. Sus cipreses dan una sombra agradable, mientras que el agua corre por un pequeño canal haciendo ese sonido que invita al sosiego. ¡Qué tranquilidad! Fuera, a unas pocas calles, en el puente Grau, mil combis y taxis competían por ensordecer a la gente con sus bocinas desbocadas y allí dentro el mundo era otro, distinto, mejor. Es un sentimiento que siempre he tenido cada vez que visito un monasterio en una gran ciudad peruana como Lima o Arequipa: es como entrar en otra dimensión.

CONVENTO LA RECOLETA. AREQUIPA - PERU.


Y para continuar con ese viaje dimensional tomamos las escaleras que se inician en este claustro para ir a mi sitio favorito: la gran biblioteca del convento. Querido viajero y viajera, no quiero sonar afectado pero este tipo de espacios dentro de un convento sencillamente me fascinan y me pasaría horas hablando de ello, de cada una de los libros que vi (no todos pues hay aproximadamente 23 mil), de la forma y las letras que observé en los lomos de esos viejos amigos (algunos tenían una marca de fuego en forma de R, para evitar robos), del olor que desprenden esas hojas tan añejas, en fin, que me emociono y nadie me corta el rollo. Una curiosidad: hay una pequeña puerta en este sitio que da a una habitación a la que conocen como “el infierno” puesto que allí están varios de los libros prohibidos por la censura eclesiástica. Recordé que Vargas Llosa, en un opúsculo llamado “Historia secreta de una novela”, en el que cuenta cómo se gestó su novela La Casa Verde, relata que cuando era estudiante de posgrado en el Madrid franquista iba a estudiar a la Biblioteca Nacional y había allí también un espacio llamado “el infierno”, y por la misma razón. Andrea también me contó que una pareja de bibliotecarios jubilados, venidos de los Estados Unidos, están catalogando, ad honórem, el patrimonio de esta biblioteca. ¡Benditos sean!


CONVENTO LA RECOLETA. AREQUIPA - PERU.
CONVENTO LA RECOLETA. AREQUIPA - PERU.
CONVENTO LA RECOLETA. AREQUIPA - PERU.
CONVENTO LA RECOLETA. AREQUIPA - PERU.
CONVENTO LA RECOLETA. AREQUIPA - PERU.

Un pequeño pasaje, llamado “de los profetas”, lleva hasta el sencillo “Claustro de las misiones”; hay que recordar que la franciscana era una orden misionera que intentó evangelizar en la selva. Desde allí se puede acceder al “Museo amazónico”, que no es sino una colección de instrumentos y ropas de las tribus selváticas del Perú junto a una impresionante cantidad de animales amazónicos disecados.  Al lado se encuentra un espacio que hace un gran contraste: el “Museo religioso”, como lo indica su nombre hay allí esculturas e instrumentos para celebraciones religiosas, amén de cuadros. Dale una miradita al artesonado de madera en el techo, realmente singular.

CONVENTO LA RECOLETA. AREQUIPA - PERU.
CONVENTO LA RECOLETA. AREQUIPA - PERU.
CONVENTO LA RECOLETA. AREQUIPA - PERU.
CONVENTO LA RECOLETA. AREQUIPA - PERU.

Finalmente se llega al hermoso “Claustro de alcantarino” en donde lo más notable es el rítmico movimiento que parecen tener sus 26 pequeños y macizos arcos. Si bien este rincón ha sido muy restaurado, ya que el terremoto del 2001 le afectó, y mucho, no deja de tener gracia sus techos de tejas rojas, el pozo central; las flores y los árboles le terminan por dar a este rincón un ambiente más que especial: dan ganas de quedarse unos días a vivir retirado aquí. En las salas que rodean a este claustro se encuentran la Pinacoteca (me hizo recordar a alguno de los salones del Convento de los Descalzos en Lima), un par de celdas que nos dan idea del modo de vida austero en que vivían (y viven) los franciscanos y, para cerrar, hay una habitación donde se exponen una colección de juguetes: esto es quizás lo más raro de todo puesto que uno apenas si podrían esperar encontrar tal colección en un convento franciscano, más aún después de haber visto huacos, momias, cuadros y libros antiguos, pero bueno, la cosa tiene su gracia, además, las sorpresas nunca vienen nada mal.
CONVENTO LA RECOLETA. AREQUIPA - PERU.
CONVENTO LA RECOLETA. AREQUIPA - PERU.
CONVENTO LA RECOLETA. AREQUIPA - PERU.
CONVENTO LA RECOLETA. AREQUIPA - PERU.

Así que ya saben viajeros, si quieren una alternativa económica al convento de Santa Catalina, aquí tienen un buen y bonito lugar. Sinceramente a mí me dejó un extraordinario recuerdo. Les animo a visitar este sitio cuando caigan por Arequipa. En la próxima entrada contaré un poco sobre el tour clásico  con el que nos fuimos por los alrededores de la ciudad. Hasta entonces. Abrazos para todos.

Pablo


DATOS UTILES

Convento y Museo La Recoleta. Calle Recoleta 117. Horarios de 9 a 12 y de 3 a 5. Teléfono (054) 270947. Correos electrónicos:  recoleta_museo@usa.net, convento_la_recoleta@hotmail.com. Precio de la entrada: 10 soles general, 5 soles para estudiantes. 

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Desde luego una muy buena alternativa a Santa Catalina, más económica pero no menos interesante. Preciosas fotos!!

Pablo Solórzano dijo...

Pues sí, es como bien dije, la hermana pobre pero no por ello menos coqueta; creo que es una buena alternativa mochilera para los viajeros que no tengan presupuesto de pagar la entrada a Santa Catalina, que es una joya excepcional.. pero un poquitín cara... saludos!

Exploradores dijo...

Santa Catalina es casi un asalto a mano armada jajaja... pero de por si tiene fechas donde la entrada solo cuesta 10 soles. Por otro lado que buen dato que pasaste sobre lo de La Recoleta, lo conocí y de verdad es impresionante, sobre todo su biblioteca que es una maravilla. Un abrazo.

Pablo Solórzano dijo...

Hola Fer, gracias como siempre, compañero. La verdad no sabía lo de las fechas baratas para Santa Catalina, es un buen dato porque la verdad es que sí, el sitio es una maravilla pero joer con los precios!! Qué bueno que coincidamos en lo de la Recoleta, es como bien lo dices una maravilla. Un abrazo, nos vemos en la ruta.

Silvana Salazar dijo...

Hola Pablo, me encontré con tu blog al buscar información sobre bibliotecas patrimoniales en Arequipa. La Biblioteca Nacional del Perú ha iniciado una campaña nacional para identificar, proteger y asesorar a las bibliotecas que contengan fondos antiguos y valiosos. Soy parte de este interesante proyecto. Bueno, felicitaciones y gracias por la información.

reynol josue dijo...

me parece o es un buen museo

reynol josue dijo...

me parece o es un buen museo

Pablo Solórzano dijo...

Así es Reynol, la verdad es que vale la pena, y mucho. Además es muy poco conocido. Saludos y gracias por la visita

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...