Trekking a las misteriosas ruinas de La Congona

martes, 29 de noviembre de 2011

Esta iba a ser otra de aventura que hicimos casi “a ciegas”. No había mucha información sobre el lugar al que queríamos ir, no teníamos un buen mapa y lo que nos dijo doña Vilma, la dueña del hotel en la que nos hospedábamos (ver entrada anterior), fue que la caminata era muy dura y que hay que tener un buen ojo para identificar el cerro en el cual yacen este conjunto de restos a los que se denomina LA CONGONA. Así que con más terquedad que certidumbres allí nos fuimos.

Ruinas de La Congona - Amazonas - Perú
Como advertencia para el viajero que se anime a llegar hasta allí hay que decir que el camino es una subida constante, con algunas pequeñas partes planas, pero lo suficientemente ancho como para sentirse seguro y no muy pedregoso a no ser que te metas por los “cortes” que te ahorran tiempo de caminata pero te exigen mayor esfuerzo porque son algo empinados y tienen muchas piedras que pueden hacer que resbales. 


La vía parte desde el final de la calle 16 de julio de Leymebamba y desde allí ya se pueden ir tomando los “cortes”. Por ser temprano el sol aún no estallaba con todo su calor sobre nuestras cabezas por lo que recomendamos a todos salir antes de que el día se ponga muy caluroso de otra forma el andar demandará aún más esfuerzo del que se necesita. Conforme avanzábamos Leymebamba se empequeñecía, parecía dibujada en forma de un pastel al que hubiesen cruzado con un cuchillo en tres líneas largas que permitiesen el justo repartimiento del manjar; era un amontonamiento de techos que daban la impresión de galopar desde las laderas de los cerros, entre las cuales está encajonada, hasta la misma plaza.  El sol, que ya mostraba la cresta por el este, inflamaba con sus primeros ardores los techos de algunas las casas; felizmente sobre nosotros aún había una cabalgada de alargadas nubes que acrecían su volumen y nos mantenían a buen recaudo en una ancha y benévola sombra.

Vista de Leymebamba en la subida a la Congona - Amazonas - Perú
Casa en la subida a las ruinas de La Congona - Amazonas - Perú



Niño en el pueblo de La fila, en la subida a las ruinas de La Congona - Amazonas - Perú.
Hay un pueblo a medio camino al que llaman LA FILA donde se puede encontrar una tienda en caso se quiera comprar algo. Habría sido lo ideal llegar hasta allí en coche así nos ahorrábamos esfuerzo y tiempo pero no hay transporte alguno que comunique a este sitio con Leymebamba. Se puede llegar en un taxi pagando más o menos 40 soles; eso sí, nos dijeron que cuando llueve no hay carro que suba.



En La Fila descansamos un poco y a muy poco de reiniciar la caminata encontramos una familia campesina que subía hacia unas chacras (campos) que se ubicaban muy cerca de LA CONGONA por lo que se ofrecieron a guiarnos. Esto es una buena idea pues al no haber señales, ni buenos mapas que te lleven hasta las ruinas, los nativos siempre son una excelente referencia. Muchas de estas familias dejan La Fila entre las 8 y las 9 de la mañana así que sería bueno estar allí a esa hora para salir con ellos.

El cerro que está al medio es donde están las ruinas. No es una buena referencia pero quizás sirva por si te animas a caminar hasta allí.
Subida hacia las ruinas de La Congona - Amazonas - Perú
Con lo que no contábamos es que esta gente nos iba a meter por unos caminos que ellos conocían bien y que les servía para acortar el trayecto aunque claro a costa de un mayor esfuerzo pues caminamos por pendientes empinadas y muy estrechas. Finalmente, exhaustos y sedientos, llegamos a una pequeña explanada en la que se encontraba solitaria la casa en la que esta gente se quedaba para cuidar los campos que a su vez pertenecía a otra gente quienes les pagaban por el trabajo. Nos sentamos en una banca que había a la entrada del viejo caserón para refrescarnos un poco y ponernos a buen recaudo de la terquedad del sol mientras que veíamos a la familia en pleno trabajar: era sorprendente ver a las mujeres corriendo presurosas tras las vacas y llevando, al mismo tiempo y con suma facilidad, en las espaldas a sus bebés envueltos en sus “llicllas”. Ayudaban en esta tarea de juntar al ganado unos perros, algo cenceños, que parecían disfrutar la actividad. 


Desde allí nos olvidaríamos de terribles pendientes y andaríamos por un sendero llano. Así, siguiendo las indicaciones de esta amigable gente quienes nos señalaron el cerro en el que encontraríamos las ruinas y el camino que debíamos tomar, llegamos finalmente a LA CONGONA luego de poco más de dos horas de haber empezado a caminar desde Leymebamba.

Ruinas de La Congona - Amazonas - Perú
Ruinas de La Congona - Amazonas - Perú

Dicen que de los muchos restos arqueológicos que hay alrededor de Leymebamba son estas las que tienen un mayor encanto y creo que tienen mucha razón. El lugar, aunque cubierto de tupida vegetación,  tiene por lo menos unas 60 construcciones circulares que se parecen mucho a las de Kuelap. Una buena cantidad de ellas tienen una gran altura y están rodeadas de una ancha terraza de forma circular. Tienen también una gran altura y están ornamentadas con unos frisos que dan la apariencia de ser largas serpientes y otras decoraciones que parecían extensas olas estilizadas que nos hicieron recordar las cenefas griegas que se ven en algunas ruinas helénicas.



Otra cosa sorprendente es la maciza y alta torre a cuya cima se puede llegar a través de unas escaleras en increíble estado de conservación. Desde allí arriba, la vista de las montañas y de la profundidad del valle es una epifanía.

Ruinas de La Congona - Amazonas - Perú
Ruinas de La Congona - Amazonas - Perú
Ruinas de La Congona - Amazonas - Perú
Por la profusión y densidad de vegetación que cubre muchas de las ruinas se puede decir que LA CONGONA no solo ha sido poco visitada sino apenas estudiada lo que hace que el visitante se tenga que mover de un lado para otro abriéndose camino entre la maleza y “descubrir” sin querer alguna muralla con frisos, algún peldaño que estuvo mucho tiempo en las sombras. Uno casi ve cumplido sus sueños infantiles de encontrar ruinas antiguas en medio de la selva, o se siente esa especie de humilde y patético Indiana Jones que soñó ser cuando recluido en casa ponía su dedo a andar por la superficie de los mapas diciéndose: “un día llegaré allí y aquí… y también aquí… y subiré a barcos y me meteré en la selva y encontraré ruinas y huiré de cazadores y…” Quién pudiera volver a ser niño y tener esa inocencia viajera en que todo hermoso desvarío iba a ser sí o sí una realidad definitiva, en que toda fantasía iba a terminar siendo una posibilidad certera, en que nuestra sed de conocimiento de otros lugares y de aventuras aventajaba en tamaño al mismo mundo, en que todo sueño iba a terminar siendo inevitablemente una realidad. 


Pablo

Ruinas de La Congona - Amazonas - Perú
Ruinas de La Congona - Amazonas - Perú
Ruinas de La Congona - Amazonas - Perú
Ruinas de La Congona - Amazonas - Perú
DATOS UTILES

  • Como ya hemos dicho el camino desde Leymebamba hacia estas ruinas es uno solo sin grandes desvíos pero hay que pedir siempre consejos para identificar el cerro donde están ubicados los restos. Si uno no se fía mucho de su suerte puede coordinar con la dueña del hotel La Laguna de los Cóndores, en caso de hospedarse allí, que no dudamos que ella te encontrará un guía.

2 comentarios:

Anthony N dijo...

hola amigo a paso tranquilo cuando dijiste que tarda? gracias estoy por ir dentro de unos días, saludos...

Pablo Solórzano dijo...

Hola Anthony. Nos demoramos en llegar unas 3 horas y media. Pero porque tomamos un atajo con una familia. Quizás si sigues el camino normal te lleva una hora màs, aproximadamente. Espero que tengas un buen viaje. Un saludo y gracias por tu visita.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...