HUAYTARÁ: SINCRETISMO Y MAGIA

jueves, 30 de agosto de 2018



Cada vez que el bus que me llevaba a Ayacucho pasaba por Huaytará tenía ganas de bajarme un rato y caminar por ese pueblo. Pero era imposible, el bus no tenía allí parada y Huaytará quedaba como un nombre exótico repicando en mi cabeza.

Hasta que por fin decidí visitar esa zona del Perú y sinceramente la experiencia valió la pena. Aquí te traigo los datos para pasar buenos momentos en ese tranquilo pueblo que bien vale la pena visitar puesto que allí encontrarás una iglesia católica construida sobre la base de un palacio inca, aunque aquí lo original es que se han usado los nichos de las paredes incas para colocar allí a los santos. Eso es algo que único. Acompáñame en la aventura…


Vista de Huaytará. 

Mi novia y yo tomamos un bus de la empresa SOYUZ (ver DATOS ÚTILES abajo) para ir en dirección a ICA (sur del Perú), aunque nosotros nos íbamos a bajar muchos antes, exactamente en el pueblo de SAN CLEMENTE. Por lo que cuando tomes el bus de SOYUZ debe ser el servicio regular que para en todos sitios, y no el servicio VIP pues ese se va directamente a Ica y no se detiene en San Clemente.

Bajamos en San Clemente (no hay paradero oficial, solo es una parada en la carretera Panamericana) y preguntamos por los carros que iban a Huaytará: estaban justo al otro lado de la carretera, frente a nosotros.

Son unos carros tipos Van muy modernos y cómodos. Hay que esperar que llenen para que salgan, pero eso no tomó mucho tiempo. Por fin salimos y recorrimos parte de la vía Libertadores, que es la que se dirige hacia Ayacucho. Nos pasamos observando el cambiante paisaje que va desde lo desértico hasta un valle más cálido y fértil. Después de 2 horas de viaje llegamos a nuestro destino.

HUAYTARÁ

Es un pueblo bastante tranquilo que si bien está en plena vía Libertadores afortunadamente tiene su plaza hacía el interior, alejada del bullicio constante de los buses y camiones.


Plaza de Huayrará. Huancavelica. Perú.

Plaza de Huayrará. Huancavelica. Perú.

Llegamos de noche, pero no sentimos mucho frío, y es que este lugar tiene una ubicación excelente lo cual le permite disfrutar de una temperatura agradable durante todo el año.Dejamos nuestras cosas en el hotel PLAZAPI y salimos a buscar algo para comer. Alrededor de la plaza hay algunos restaurantes y todos venden platos como caldo de gallina (6 soles), y pollo broaster. No hay mucha variedad, pero está bueno para pasar el momento.


Vista de Huaytará desde el Plazapi.
Al día siguiente encontramos más variedad para tomar el desayuno. Fuimos a una fuente de soda muy bonita que está en la en la 2da cuadra de la calle Astohuaranca (frente al puente), tiene su fachada pintada como la piel de una vaca con sus manchitas negras. Luego de un jugazos (4.5. soles) y pan con buen queso, nos preparamos para conocer Huaytará. ¡Ah, me olvidaba! En este pueblo venden queso y mantequilla que producen aquí, y unos alfajores de Huancano (así se llama otro pueblo cercano) que son una delicia.


LA IGLESIA DE SAN JUAN BAUTISTA (antiguamente Palacio del Inca).

Coronando las alturas del pueblo se ubica esta joya que teníamos ganas de conocer. Nos recomendaron que antes de ir allí, fuéramos al museo “Samuel Humberto Espinoza” a conocer a don Florencio, quien es el erudito del pueblo, guía, director y hombre orquesta del museo, y demás cosas. Pero cuando fuimos el museo (el cual abre desde las 8 y 30 de la mañana) estaba cerrado y sólo había un letrerito que decía: “El personal (o sea don Florencio) está ahora en la iglesia de San Juan”.Hacía ese lugar subimos y en el camino nos encontramos con este simpático señor (este es su celular 980552102). Es necesario buscarlo pues él tiene las llaves de la iglesia y de la puerta del patio en donde se puede ver el impresionante muro lateral del antiguo palacio inca.

Venía de haber mostrado la iglesia a unos turistas y ahora nos llevaría a nosotros. Es un hombre muy cordial y gran conocedor del sitio. Se ha capacitado muy bien y habla con propiedad. No inventa, no exagera la información. Explica lo que hay de una manera muy amena, fácil y didáctica. El próximo año le toca jubilarse, así que si vas y no lo encuentras seguramente será porque ya tiene reemplazo.

Don Florencio nos hizo entrar al patio lateral y nos explicó las características del muro inca el cual tiene una superficie rosada debido a que en su construcción se usaron piedras traídas desde INKAWASI (sitio que visitaríamos en la tarde). Se repiten las puertas de doble jamba, lo cual le da un ritmo muy armonioso; esto también nos habla de la relevancia que tuvo este sitio pues mereció ser construido con una de los más refinados estilos arquitectónicos incas.


Muro del Palacio Inca y hoy iglesia de San Juan Bautista. Huaytará. 


Muro del Palacio Inca y hoy iglesia de San Juan Bautista. Huaytará. 


Muro del Palacio Inca y hoy iglesia de San Juan Bautista. Huaytará. 

Muro del Palacio Inca y hoy iglesia de San Juan Bautista. Huaytará. 
Cuando los españoles llegan a este lugar, en 1536 aproximadamente, deciden construir sobre el palacio la iglesia que vemos ahora, el cual ha sufrido 3 incendios. De hecho, los nichos incas tienen la superficie quemada debido a que es por allí por donde salía el fuego.

Al lado del muro había un campo de fútbol donde el buen don Florencio jugaba cuando era colegial. Dice que el muro inca tuvo que soportar sus pelotazos. Luego en la secundaria nuestro amigo se fue a vivir a Pisco y más tarde volvió a su Huaytará de siempre a ser feliz y guiar a viajeros como nosotros, como tú, como todos los que lo visitarán.


Muro del Palacio Inca y hoy iglesia de San Juan Bautista. Huaytará. 




Después entramos a la iglesia de San Juan Bautista. Por fin todo lo que había soñado, imaginado y visto en fotos de otros, se hizo realidad frente a mis ojos: los vanos trapezoidales construidos por los incas estaban allí llenos de imágenes religiosas traídas de otro mundo, desde las lejanas orillas de otro pensamiento. Una especie de unión sincrética se expone ante al viajero y le hace pensar en tantas cosas: en la historia de este país, en su esencia moderna, hija de tradiciones tan distintas y distantes. Nunca había visto algo así. Ni en el Cusco. Con esta experiencia mi visita ya estaba pagada. Pero aún había cosas que visitar.



Iglesia de San Juan Bautista. Huaytará. 

Iglesia de San Juan Bautista. Huaytará. 
Iglesia de San Juan Bautista. Huaytará. 

Iglesia de San Juan Bautista. Huaytará. 

Iglesia de San Juan Bautista. Huaytará. 
Así que bajamos con don Florencio al museo para ver un poco lo que hay allí. La colección le perteneció al profesor Espinoza, motivo por el cual el museo lleva su nombre.

Museo Samuel Espinoza de Huaytará. 



Se pueden apreciar finos textiles y alguno que otro ceramio. Allí tuvimos la oportunidad de hablar un poco con Florencio y conocer más sus vicisitudes como amante y protector de la cultura peruana y sobre lo que tiene que hacer para mantener este espacio vivo.

Nos despedimos de este caballero y nos fuimos a buscar un carro que nos llevase a nuestro siguiente punto: INKAWASI...

Continuará…


DATOS ÚTILES

¿Cómo llegar a Huaytará?

  • Pasaje de Lima a San Clemente: en bus de la empresa Soyuz 25 soles.
  • Pasaje de San Clemente a Huaytará: 15 soles en carros tipos van.
  • En San Clemente también hay carros colectivos a Ayacucho. Cobran 60 soles. Y en Van 40. Si quieres ir Huaytará tomando uno de estos carros (pues pasan por allí) el precio será el mismo, por lo que es mejor tomar una Van que vaya directamente a Huaytará, ya que es más barato.
  • Huaytará tiene un montón de alojamientos, pero el PLAZAPI (celular del administrador 970967505) creo que es de lejos el mejor, y lo sería también en muchos otros pueblos y hasta ciudades del Perú. Más que recomendable sitio, y con una vista agradable.
  • El museo de Huaytará atiende de martes a viernes de 8:30 a 1:00 p.m. y de 2:30 p.m. a 6 p.m. Y sábados y domingos de 8 y 30 a.m. a 4:00 p.m. Y recuerda que para entrar a la iglesia de San Juan Bautista debes contactar con don Florencio, o quien sea el encargado cuando vayas, del museo, pues él tiene la llave. 
DATOS DEL 2018.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...