Las 20 joyas secretas adonde viajar en el Perú, según la brújula del azar

miércoles, 13 de agosto de 2014



No me canso de repetirlo: el Perú no se acaba nunca. He tenido la suerte de viajar mucho por mi país y de leer todo lo que he podido sobre sitios que uno puede visitar en él pero cada vez que llego a esos lugares me doy cuenta de que aquella noticia solo era la punta de un inmenso iceberg, el anzuelo que atrapa la curiosidad, puesto que cuando uno llega a esos sitios de pronto se da cuenta que hay mil lugares más poco conocidos y llenos de encanto… y así ad infinitum. Esto no debería sorprender a nadie. El Perú está entre los 20 países más extensos del mundo por lo que en su territorio hay de todo: amplísimas selvas, unas elevadas montañas y una larga franja costera, además de un inmenso mar. 


Hace un tiempo se nos ocurrió hacer una especie de ranking con los 20 lugares que más nos han gustado en nuestras andanzas por el Perú, y sobre los que poco habíamos oído y adonde no muchos van, así que nos pusimos manos a las obras y entre recordar lo experimentado en esos sitios, volver a leer lo escrito sobre ellos y mirar de nuevo las fotos que allí tomamos, seleccionamos los que creemos deberían estar en esta lista. Por ende estas “joyas secretas” son lugares que hemos conocido hasta ahora, todavía nos falta mucho por ver y viajar en el Perú (¿ya dije eso de que no se acaba nunca?), soñamos con volver e irnos desde las costas de NAZCA hasta la frontera con Brasil en plena selva de MADRE DE DIOS, pasando por AYACUCHO, APURIMAC y CUZCO, por ejemplo; y también con meternos a caminar por el cañón de COTAHUASI; disfrutar de las playas ubicadas entre PIURA y TUMBES (ya las conozco pero entonces no tenía una buena cámara ni muchos menos imaginaría que algún día iba a escribir un blog); navegar hasta IQUITOS y dar el salto al PACAYA – SAMIRIA; seguir las huellas de los Tantamayo en las alturas de HUÁNUCO; llegar a como de lugar al maravilloso PONGO DE MAINIQUE cuzqueño; dar la vuelta al AUSANGATE; ir al encuentro del encanto místico del SEÑOR DE QOYLLORITI; en fin, mil lugares más que todavía faltan conocer y que seguramente estarían en esta lista o en la de cualquier otro que se anime a hacer algo parecido.

NIÑO DE WILLOC. CUSCO-PERU.

Por último debo decir que a la hora de elegir los lugares que deberían formar parte de esta lista tuvimos muchos remordimientos de dejar algunos fuera pero es que ya se sabe que en esto de las listas impera un sentido puramente subjetivo por lo que es seguro que muchos viajeros no coincidan con lo que aquí se propone. Eso sí, como es casi imposible poner el primero a alguno de estos fantásticos rinconcitos del Perú hemos decidido ir presentándolos por orden alfabético. Esperamos que todo esto sea de vuestro agrado y que sobre todo les sirva como inspiración para ir hacia ellos.

Nos vemos en la ruta, viajeros.


Pablo 



CAPACHICA, PENÍNSULA DE.


Cuando se habla de “turismo comunitario” en Perú se nos viene inmediatamente a la cabeza las islas de Taquile y Amantaní, maravillosas islas donde los nativos reciben desde hace mucho a todo aquel que quiera darse el placer de pasar unos días en medio del fascinante lago Titicaca. No está mal, sin embargo es como si el turista casi va allí “obligado” (¡encantadora obligación!) ya que las agencias de viajes proponen (¿imponen) casi siempre la estadía allí. 

LLACHÓN.PUNO_PERU.
LLACHÓN. PUNO - PERÚ.
Pues bien, desde hace un tiempo han aparecido nuevas alternativas y ahora es posible hacer lo mismo pero con familias de comunidades menos conocidas: la mejor es quizás la de LLACHÓN que se localiza en la península de CAPACHICA. Al estar algo lejos de la ciudad de Puno el sitio todavía tiene mucho de su encanto en un estado, digamos, prístino. Además, para complementar el excelente trato que allí te dan se puede realizar actividades de aventura como navegar en KAYAK por el lago. Yo tuve la oportunidad de hacerlo 2 veces  y debe ser de las mejores experiencias viajeras de mi vida. Altamente recomendado. 


CHACAS


El departamento de ANCASH, al norte de Lima, es un clásico adonde van todos los capitalinos cada vez que hay feriados largos. La gran mayoría de ellos limitan su visita a la ciudad de HUARAZ y sus alrededores, es decir a la zona conocida como el CALLEJON DE HUAYLAS. Es difícil escapar del tópico, ya se sabe, lo que no quiere decir que la elección sea fallida: ¡el callejón tiene unos paisajes de otro mundo! Pero como lo que queremos es hablar de las “joyas secretas” creemos que CHACAS entraría muy bien en esa denominación. Es un pueblo ubicado a los pies de grandes montañas, con una gran tradición artesanal: los tallados de sus balcones y puertas dan fe de ello. 

CHACAS. ANCASH-PERÚ.
CHACAS. ANCASH-PERÚ.
Pero al “premiar” a este lugar como joya secreta también lo hacemos a todo el circuito que se ha formado como alternativa al Callejón de Huaylas: me refiero aquel al que se encuentran en el llamado CALLEJON DE CONCHUCOS” (no sé si es correcto llamarle callejón): desde el arranque el sitio promete, y cómo no si puedes empezar conociendo el enigmático CHAVIN DE HUANTAR, además del gran museo de CHAVIN, seguir por SAN MARCOS y HUARI (caminatas a lagunas y cataratas que son una delicia, y también turismo comunitario), y así hasta llegar a Chacas. Desde no hace mucho la gente de la zona se han puesto las pilas y están promocionándolo de una manera bastante eficaz: sé que en las últimas Fiestas Patrias recibieron muchas visitas (no tantas como para considerarlo superpoblado de turistas, no se asusten), los esfuerzos del gran GUILLERMO REAÑO (una de las cabezas que está detrás de ese plausible resurgir) están dando sus frutos. ¡Chapeau! Lo olvidaba, hay minibuses que la comunican Chacas con Huaraz a través de unacarretera alucinante que desciende por unos sitios que te dejan ojiplático


CHOQUEQUIRAO 


Sí, el nombre de este sitio cada vez suena más y más, sobre todo ahora que se habla de que quieren construir un teleférico que permita el fácil acceso. De todos modos sigo pensando que CHOQUEQUIRAO todavía puede ser considerado una “joya secreta” porque pese a la fama no son tantos los que la visitan y la razón se debe, con toda seguridad, a que, por ahora, la única manera de llegar allí es caminando. La subida desde el río Apurimac hasta el primer campamento (en el primer día de caminata) fue una de las más exigentes que he hecho en toda mi vida. Yo tuve la suerte no solo de llegar a tan increíblelugar sino de continuar caminando desde allí hasta MACHUPICCHU, nos llevó casi 8 días hacerlo pero valió la pena: debe ser la caminata de mi vida. 

CHOQUEQUIRAO.CUSCO-PERÚ.
CHOQUEQUIRAO.CUSCO-PERÚ.

Hace poco me escribió un lector del blog pidiendo información, luego fue a Choquequirao y al regresar me dijo que CACHORA, el pueblo desde donde parten los caminantes, sigue estando tranquilo, sin aglomeración de gente y que los lugareños están ansiosos por recibir visitantes, lo que quiere decir que todavía se puede ir allí sin temor a encontrarse con demasiada gente… no sé como será cuando hagan el teleférico, tú por si acaso apúrate y sal a conocer CHOQUEQUIRAO. Y si no te gusta caminar en Cachora puedes alquilar acémilas. 


CONTAMANA


Meterse en uno de esos barcos que navega porel Amazonas es una experiencia que se debería vivir… si es que se tiene mucha paciencia y cierta dosis de estoicismo. Sí, amerita cierto esfuerzo pero cualquier cansancio, cualquier incomodidad, se verá recompensados por la vivencia alucinante que es estar metido en un barco en medio de la selva peruana, por las cosas que se ven, se conocen, se oyen, se comen; por esa amazonía imponente que todo lo rodea; por esos atardeceres de oro luminoso que parecen que solo son posibles de ver allí. Lo normal es que el viajero se meta en un barco desde Pucallpa hasta IQUITOS (o viceversa) y pase entre 4 a 7 días en tremendo viaje. Nosotros teníamos poco tiempo (¡bendito tiempo!) por lo que tuvimos que escoger algo corto: desde Pucallpa se puede llegar a CONTAMANA, un pueblo ubicado a mediocamino hacia Iquitos. 
 
CONTAMANA.LORETO-PERÚ.
CONTAMANA.LORETO-PERÚ.
Poca información teníamos sobre el lugar, no importaba, no importó nada, si yo tuviera que hacer este raking no por orden alfabético sino más bien por “valor” seguro Contamana estaría entre las 5 primeras joyas. Estimados viajeros, si tienen la oportunidad de aventurarse por allí, háganse el favor y bajen del barco a visitar el pueblo… ¡ah!, y vayan a su puerto en cada puesta de sol y envidien alos contamaninos por poder tener ese espectáculo de maravilla cada tarde, cada día, toda la santa vida. 


DESCALZOS, CONVENTO DE LOS


Ya. Un convento. Sí. Créanme que lo entiendo bien. En una lista que tiene que ver con viajes uno esperaría ver lugares de sol y aventura, carreteras interminables, espacios abiertos, pero… ¿un edificio monacal? Bueno, hay que decir que un viaje también necesita tener un matiz tranquilo, cultural (de hecho la mayoría de viajeros peruanos son “viajeros culturales”, sino me crees, mira aquí), que enriquezca nuestros conocimientos, y de paso nos brinde algo de tranquilidad. LIMA es una ciudad contradictoria, bella y salvaje, y cuando esta última característica parece devorarlo todo créeme que no hay como meterse a los oscuros y refrescantes pasillos y claustros de los monasterios limeños y disfrutar de la paz que nos regalan. San Francisco y Santo Domingo son los más visitados por estar a pocas calles de la Plaza Mayor de Lima, pero el de los Descalzos también merece una visita.   

CONVENTO DE LOS DESCALZOS. LIMA-PERÚ.
PASEO DE LOS DESCALZOS. LIMA-PERÚ.
Son pocos los que van, incluso muchísimos limeños ni la conocen, quizás tienen algún reparo por estar ubicado en el distrito de RIMAC que, lastimosamente, siempre ha sido considerado como riesgoso, pero con un poco de precaución se puede pasar allí unos buenos momentos. Nosotros nos fuimos caminando desde la misma Plaza Mayor y disfrutamos la marcha. Olvidé decir que para llegar al convento se tiene que andar por el hermoso (aunque descuidado) Paseo de los Descalzos, y esto enriquece la visita. ¡Anímate!    


HUANCAVELICA


Viajar en tren por el Perú normalmente significa hacer un gran gasto de dinero porque el más afamado y demandado es el que lleva desde Cuzco hasta MACHUPICCHU. Hay alguno más que va desde la capital cuzqueña hasta Puno pero hasta donde sé no son muchos los que viajan allí, también influye en este caso el precio. Pero, qué pensaría el viajero si le dijese que se puede llegar en tren, pagando muy poco, y rodeado sobre todo de lugareños y de casi ningún turista, a través de unas vías que se abren paso por unos paisajes alucinantes, sublimes, descomunales, hasta un lugar de gran belleza… 

HUANCAVELICA. HUANCAVELICA-PERÚ.
HUANCAVELICA. HUANCAVELICA-PERÚ.
Pues sí, ese sitio existe y se llama HUANCAVELICA y es una maravilla caminar por sus calles y mirar alrededor y darte cuenta que eres quizás el único que no es de allí… y así no lo fueras, Huancavelica tiene mucha belleza por mostrar, y si a eso le añades el encanto de su gente pues ya no puedo añadir nada más… anda, anda… y dame la razón… Huancavelica es un sueño (excúseme la sobredosis de entusiasmo, pero al César...)


HUAQUIS


Le llaman “El pueblo fantasma”. Y a él se llega caminando por un sendero que parte desde el pueblo de MIRAFLORES localizado en la increíble RESERVA PAISAJÍSTICA NOR YAUYOS COCHAS. Esta reserva tiene varias joyas secretas como Laraos, Vitis, Carania, y otras que desde hace un tiempo ya no son tan secretas como VILCA o HUANCAYA (¡qué pueblos!). 

HUAQUIS. LIMA-PERÚ.
HUAQUIS. LIMA-PERÚ

Pero si escogimos HUAQUIS es porque de todo lo que vimos mientras estuvimos mochileando por allí este sitio fue el que nos impactó por su peculiaridad: un pueblo abandonado, con iglesia, casas, plaza… y todo ello sobre un cañón profundo en cuyo fondo serpentea el Cañete. Además, la caminata es una delicia por los paisajes que puedes ver. 


HUCHUY QOSQO


El “Valle sagrado” del Cusco está repleto de lugares en los que la historia, la tradición y un excelso paisaje se dan la mano y forman una mezcla más que atractiva. La ruta es un clásico, no hay viajero que no vaya por allí, y no hay agencia de viajes que no ofrezca una visita a los famosos (y no por ello menos impresionantes) sitios arqueológicos incas. Sin embargo, hay algunos otros de estos sitios adonde no van ni la mitad (o incluso muchos menos que eso) de turistas que pasan unos días en el valle. Uno de ellos es el “Pequeño Cusco”, que es como se podría traducir HUCHUY QOSQO.

HUCHUY QOSQO. CUSCO-PERÚ.
HUCHUY QOSQO. CUSCO-PERÚ
HUCHUY QOSQO. CUSCO-PERÚ

 Quizás por su no muy fácil acceso (no está tan al nivel de la carretera que va hacia Ollantaytambo, sino en las alturas de unos cerros) o porque no está en tan perfecto estado como sí lo están PISAC u OLLANTAYTAMBO, por ejemplo. Desde el mismo valle (a la altura de LAMAY, más o menos)  sube un camino hasta este lugar pero por él se va con mucho esfuerzo. Otra alternativa (y creo que la mejor) es entrar por la laguna de PURAY, cerca de CHINCHERO, y ser endiabladamente feliz caminando por punas y secretas andenerías hasta ver esparcidos, sobre un llano y amplio espacio, las maravillas que HUCHUY QOSQO ofrece. 


LAMAS



 Cuando estuvimos en la increíble fiesta de SANTA ROSA o SANTA ROSA RAYMI fuimos, con toda seguridad, los dos únicos “foráneos”. No es algo que a la gente de Lamas le importase mucho, con turistas o sin turistas ellos celebran su fiesta como es debido, y se visten con esas fantásticas ropas multicolores, y danzan en su plaza formando círculos, y beben en las puertas de las casas. Si vas en otra fecha que no sea la fiesta seguro que también le encontrarás encanto a caminar por este pueblo selvático que tiene algunas calles con nombre quechua (sí, los Andes en medio de la selva, cosas de la Historia) pero es obvio que con el SANTA ROSA RAYMI Lamas multiplica a su belleza.

LAMAS. SAN MARTIN-PERÚ
LAMAS. SAN MARTIN-PERÚ
LAMAS. SAN MARTIN-PERÚ
Y si vas, pues lo de siempre, observa respetuoso, admira, toma fotos (son gente de lo más amigable) y si quieres armar tu propio vacilón y tomarte tus copas anda y hazlo por tu cuenta en tu hotel o en otro sitio, no creo que los lamistas necesiten que usemos como pretexto su fiesta para hacer lo que podríamos hacer en cualquier otro lugar: emborracharse, escuchar música de otros sitios, en fin. A no ser que un lamista te invite a ser parte de su fiesta, y en ese caso, oye, qué envidia. 


LAMPA


Empezamos esta primera parte del ranking de las joyas secretas en Puno y allí terminamos. Al pequeño pueblo de LAMPA  vienen muy pocos y eso que está a tiro de piedra de la ciudad de Puno y en comparación con este sitio aquél tiene mil veces más encanto. Ok. Ok. Puno tiene una bonita catedral, vistas al lago, servicios, negocios, y en las celebraciones de la Candelaria es inigualable pero creo yo que carece de la riqueza arquitectónica y el encanto colonial (además de la absoluta tranquilidad) que posee Lampa: inmensas iglesias para un pueblo tan pequeño, una copia fiel  (la única en el mundo) de la Pietá de Miguel Angel y una perturbadora pero interesante tumba rodeada de calaveras que cuelgan de las paredes, son parte de los atractivos, pero hay más. 

LAMPA. PUNO-PERÚ
LAMPA. PUNO-PERÚ.
LAMPA. PUNO-PERÚ
Así que ya sabes, si estás por Puno y te cansaste un poco de la ciudad, chapa tu combi (o tu carro) y date una vuelta por Lampa, y me darás la razón: ¡es un joyón!  


En la próxima entrada continuaremos con las otras 10 “joyas secretas” según la brújula del azar. Hasta entonces viajeros.


Pablo

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Uyyy que ganas de volver a la ruta .... demasiado tiempo estancada, y las pequeñas escapadas parecen que en vez de apaciguar el espíritu nómada lo tientan y lo dejan con la miel en las labios .... frustrante!!! En fin, me encantó recordar muchos de esos sitios y ver fotos de algún otro que aún no he tenido la suerte de conocer. Saludos!!!!

Romina Siancas dijo...

¡Maravilloso!

Pablo Solórzano dijo...

Muchas gracias Romina, qué bueno que te haya gustado! Un gran saludo!

Abel Amasifuen Alvarado dijo...

Excelente blog. Me fascinan todos los lugares elegidos y como dices Pablo, el Perú tiene mucho, pero muchísimo más... He tenido la suerte de conocer muchos de esos lugares y algunos más y estoy completamente de acuerdo contigo en ese entusiasmo que le pones a este maravilloso país que es nuestro. Estuve en Lampa y soy descendiente de los lamistas... Que te parece?

Pablo Solórzano dijo...

Hola Abel, mil gracias por tus palabras. Y qué bueno que hayas tenido la gran fortuna de haber conocido estos lugares. Y eso que aún hay mucho más por conocer. Un abrazo, viajero. Que vengan muchas más aventuras.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...