Nocturno en la ciudad de los muertos: Cementerio Presbítero Maestro

viernes, 21 de enero de 2011

¿Te atreverías a pasear de noche, iluminado solo por la débil luz de unas antorchas, en una ciudad de muertos?

Cementerio Presbítero Maestro. Lima - Perú
Cementerio Presbítero Maestro. Lima - Perú
Si eres de los que dicen que en verdad hay que tener miedo a los vivos y no a los muertos y eres capaz de pasear por sus aposentos a altas horas de la noche pues este recorrido es para ti. Y es que eso es lo que propone la Sociedad de Beneficencia de Lima Metropolitana los últimos jueves de cada mes: una visita de dos horas para recordar a los que ya son como seremos y fueron como ahora somos en el gran Cementerio Museo Presbítero Maestro de Lima. Esta actividad se conoce como “Noches de Luna Llena", programa de visitas nocturnas que se inició en junio del 2002 y que es una interesante alternativa para conocer otra parte de una ciudad, que para bien o para mal, no deja de sorprendernos y, de paso, un modo de ir apropiando socialmente un espacio histórico trascendental como éste que tiene un enorme valor histórico y cultural por poseer una gran colección de estatuas y esculturas europeas de mármol del siglo XIX lo que le ha valido para ser considerada como una de las mejores de América junto con otro cementerios tales como Colón (La Habana), Dolores (México), La Recoleta (Buenos Aires) y Nueva Orleans (USA).


Cementerio Presbítero Maestro. Lima - Perú
Para participar en ella debes comprar, con suficiente anticipación, las entradas en el local de la Sociedad de Beneficencia. Los tours se dan 2 veces al mes. Desde el local de la Beneficencia parten los buses a las 07:00 p.m. para tomar los buses (anda temprano, siempre están atestados de gente) que te llevan hasta los Barrios Altos (Cercado de Lima) y que esperan hasta que acabe el tour para regresar a los visitantes al punto de inicio. Es un buen modo de ayudar y colaborar con la protección de este tesoro artístico que fue abandonado por tantos años y que estuvo a merced de traficantes de lápidas y de monumentos de bronces.

Estos recorridos suelen tener una temática dependiendo de la fecha en que se dan. Por ejemplo en febrero, que es el mes del amor, la temática es “Amores Tormentosos” o “Pasiones que hicieron historia” y se visitan los mausoleos y tumbas donde yacen los restos de quienes vivieron historias de amor que escandalizaron y marcaron un hito en la historia limeña. En el mes de julio por fiestas patrias la temática es “Nuestros Héroes” y en octubre, por ser el 31 el día de la Canción Criolla Peruana, la temática corresponde a “De cajones y guitarra”.

Cementerio Presbítero Maestro. Lima - Perú
Cementerio Presbítero Maestro. Lima - Perú
El ingreso es por la puerta número 4, donde se controlan los tickets y se entra por una amplia avenida bien adornada de hermosos jardines. El inicio de la ceremonia se da en la inmensa capilla que contiene dentro al Cristo Yaciente y que reemplaza a la original. Aquí los guías explican lo que se verá y se dan algunas recomendaciones. Se venden unas antorchas por 5 soles cuyas luces le dan un ambiente de intimidad y misterio a la velada.

HISTORIA DE UN CEMENTERIO

José Bocanegra es uno de los historiadores y guías, muy bien informado y con muy buen manejo de grupo. Por él nos enteramos que este camposanto fue el primero de Lima y debe su nombre a la persona que creó los planos y administró su construcción, el sacerdote Matías Maestro, polémico personaje que se hizo célebre por ser el representante del “furor anti barroco” por lo que mandó demoler las más famosas y vistosas capillas y altares de las iglesias de Lima para renovarlas en el estilo entonces imperante: el clasicismo.

Cementerio Presbítero Maestro. Lima - Perú
Cementerio Presbítero Maestro. Lima - Perú
Fue fundado el 31 de mayo de 1808, como Panteón General de Lima (desde la época del presidente Augusto B. Leguía se le conoce como cementerio Presbítero Maestro) y acaba de cumplir 200 años, nada menos. Aquí yacen los restos de los más famosos héroes y ciudadanos de la cultura peruana pero también conviven (es un decir) los menos ilustres, los anónimos; aquellos a los que la vida no les dio esos cinco minutos de gloria que todos apetecemos. Esto la convierte en una especie de resumen de la historia peruana.

Cementerio Presbítero Maestro. Lima - Perú
Cementerio Presbítero Maestro. Lima - Perú
Es sabido que desde la época del cristianismo primitivo se enterraron muertos en las catacumbas y luego en el subsuelo de las iglesias pero llegó un momento en que las galerías se coparon y se empezaron a usar los claustros de los templos. Pero en el siglo XIX los conceptos de la medicina e higiene se desarrollaron y en 1804 Napoleón Bonaparte prohibió los entierros en zona urbana dando inicio a la idea del cementerio como un espacio civil. Los intelectuales peruanos de esa época acusaron influencia de las luces francesas y presionaron a las autoridades para construir un cementerio fuera de la gran muralla que encerraba Lima.

Gracias a esto se ofreció un extenso terreno ubicado en los extramuros de la ciudad (hoy Barrios Altos) el que se convirtió en el primer cementerio público de la Lima virreinal y de Latinoamérica. Pero, he aquí un problema: cómo convencer a los limeños, habitantes de una ciudad devota y santona, de ser enterrados lejos de las iglesias, lejos de “tierra santa”, lejos de un lugar que les garantizaba la cercanía a Dios en la otra vida. Pues bien, fue el mismo Arzobispo Juan González de la Reguera, protector de Maestro, quien en su testamento ofreció su cadáver para ser enterrado en el nuevo cementerio “Para el convencimiento de las gentes”. Y la gente se convenció.

Durante 150 años, este cementerio fue el único panteón público de Lima (hasta la creación del cementerio El Ángel). Fue declarado Patrimonio Monumental en 1972 y Museo por el Consejo Internacional de Museos-Perú en 1999. Hoy cuenta con más de 200.000 tumbas (entre nichos y mausoleos), aunque el número puede ser muchísimo más grande debido a que no hay hasta ahora una catalogación. La sección más antigua corresponde a la puerta cuatro, donde se pueden encontrar la capilla del Cristo Yacente, la Cripta de los Héroes (donde están sepultados los héroes de la “Guerra del Pacífico”) y la Avenida de la Muerte, a cuyos lados están sepultados presidentes y escritores famosos. El cementerio reproduce una ciudad en pequeñas proporciones ya que tiene amplias avenidas (dispuestas radialmente), calles, cuarteles a modo de edificios, capillas, mausoleos y jardines. Todo esto, más que un espacio para los muertos la parece convertir en un espacio para el uso de los vivos y para sus rituales fúnebres.

Cementerio Presbítero Maestro. Lima - Perú
Cementerio Presbítero Maestro. Lima - Perú

EL LENGUAJE DE LOS MUERTOS

La visita se inicia pasando por la capilla del Cristo Yaciente que tiene 8 lados (octágono), que en el arte antiguo simbolizaba la resurrección. La intención era recordar a los deudos, a modo de consuelo, el renacer de sus difuntos. Desde entonces nos percataríamos que el cementerio está plagado de símbolos de arte a los que hay que estar atentos.

Con mucho cuidado de no tropezar en un escalón o caer en algún hueco o, peor aún, dentro de un nicho, caminamos a la luz endeble de las antorchas casi devoradas por el reino de sombras y así llegamos hasta una tumba donde la estatua de un niño está adornada de flores frescas que son dejadas por sus devotos. Al infante enterrado allí se le considera poseedor de poderes divinos y responde al nombre de Ricardito Spiell, muerto de intensas fiebres en el siglo XIX a los 7 años. Está enterrado al lado de su padre. La escultura es hermosa, tiene la indumentaria de los niños de esa época: un conjunto con pantalones cortos, botines y corbatín. Se le atribuyen milagros y no hay día que no tenga flores. Lo más llamativo son las cartas y papelitos que le dejan sus devotos en la mano; le consideran protector de los niños y la gente desempleada.

Cementerio Presbítero Maestro. Lima - Perú
En muchas tumbas se pueden ver estatuas o símbolos con una intención claramente comunicativa, como si los difuntos intentaran decir cómo querían que les recordáramos. El Presbítero Maestro es ubérrimo en representaciones de las virtudes teologales, cardinales y morales (así el muerto no los haya puesto en práctica); además de símbolos que aluden a la profesión y trabajo. Pero al mismo tiempo se ven imágenes cristianas como Cristos, la piedad, los ángeles guardianes o adornos que sugieren la idea de lo efímero de la vida: mariposas, clepsidra con alas. Por otro lado se ven emblemas más antiguos y clásicos como el ciprés que alude a la longevidad o el caduceo (emblema de Hermes) que representa el equilibrio moral y la buena conducta.


Cementerio Presbítero Maestro. Lima - Perú
Pasamos también por el sepulcro de José Santos Chocano, poeta peruano que pidió ser enterrado de pie y por la del gran pensador peruano José Carlos Mariátegui, cuya tumba es cubierta por una piedra inmensa y en la que se lee: “¿Sabéis quién es Mariátegui? Pues bien, es una nueva luz de América; el prototipo del nuevo hombre americano (Henri Barbusse).” Más allá, adornado con una “Piedad” de color sombrío, está la cripta del ex dictador peruano Sanchez Cerro; asesinado en 1933 mientras pasaba revista a sus tropas.
 
Visitamos luego la tumba de Carlos Alberto Saco, hombre de la bohemia de Lima y compositor de valses que falleciera muy joven, un año antes de su amigo, el gran compositor Felipe Pinglo. Al morir sus compañeros hicieron un círculo musical llamado CARLOS A. SACO que fue la que gestó e impulsó la creación de el “Día de la Canción criolla” en 1944.

Luego aparece un nicho adornado con un balón de fútbol ¿A quién corresponderá tan peculiar tumba? A un ídolo de multitudes: Alejandro “Manguera” Villanueva, figura del equipo peruano Alianza Lima cuyo estadio lleva su nombre. Dicen que tenía un juego quimboso y alegre que inspiró a muchos compositores. Villanueva también fue otro bohemio que moriría joven.

DE HECHIZOS, BRUJOS Y ALMAS EN PENAS…

“¿Se han visto cosas extrañas en este cementerio?” Se anima a preguntar una señora. Nuestro guía hace un extraño sonido, traga saliva y se anima a contar. Pues sí, hay gente q viene a hacer hechizos. A veces se han encontrado velas negras en los nichos o animales enterrados con pelos de gente atados. Por ejemplo, en la tumba de Nicolás Araníbar, político de los primeros años de la República, se rompió la lápida y se la movió hacia adentro. Se metió por ese espacio un rosario negro para que tenga contacto con el cajón y de paso se puso un paquete con cabellos humanos. Alguna vez los vigilantes encontraron a una mujer con una vianda en la que había una especie de filete de carne lleno de hilos. La mujer dijo que iba a hacer un rezo pero la sacaron. Pero esas son cosas que hacen los vivos, los hechiceros y la pregunta cae por si sola. ¿Y qué de los muertos? Pues bien, dicen que los guardianes también oyen ruidos en los nichos; que alguna vez ha aparecido “algo” en medio de las sombras gritando por rezos, por la piedad para su alma intranquila. Todo esto contado a esas horas de la noche, cuando uno casi se siente observado por estatuas tan reales a las que solo les falta hablar, incita a no querer separarse mucho del grupo de personas ya que al verse uno solo, perdido, encerrado en esa atmosfera tétrica, romántica y agobiante es inevitable no sentir el corazón palpitando a mil que no es sino consecuencia de saberse rodeado de las muchas tumbas y monumentos que hay en las 20 hectáreas del panteón.




Unos metros más y estamos en la tumba de Alejandro Ayarza, “Karamanduka”, un criollo de la guardia vieja, del barrio del Rimac, quien jaraneaba en callejón y que logró, por vez primera que la música criolla, esa música del pueblo, fuera expuesta ante público en un teatro a modo de revista musical, algo que antes solo se daba con música extranjera. Es decir la música del pueblo, obtuvo el rango de “arte”.

La tumba de Manuel Ascencio Segura es bastante sencilla y nadie advertiría que allí están los restos del “Padre del teatro nacional”. Fue militar y periodista. Tenía un ojo muy agudo para observar la vida cotidiana. Escribió sobre los desempleados, los militares indefinidos de aquella época, sobre las celestinas, los carnavales. Es decir, llevó al teatro las formas populares tan denostadas antes de él.

EROTISMO Y MUERTE

Algo notorio es la aparente intención de negar el lado hosco de la muerte (repugnancia, hedor, podredumbre) poniendo esculturas que representan un evidente sensualismo, como tratando de mezclar la idea de muerte y erotismo; de negación de la desaparición del cuerpo amado a través de la exaltación de los sentidos. Así, vimos mausoleos donde algún ángel femenino, de cuerpo ondulante, mostraba las piernas a través de una túnica, mientras llevaba en las manos un bastón con hojas de olivo a la altura del sexo.

Cementerio Presbítero Maestro. Lima - Perú


Para acabar con el recorrido la cereza del pastel: la tumba de Felipe Pinglo Alva. El bardo criollo, el más valioso de los compositores limeños. Hombre de vida corta y trágica, pero prolífico: vivió 36 años y compuso más de 100 canciones. Nacido en 1899, en el barrio del Carmen, en el jirón Junín al 500; a los 8 días de nacido murió su madre. Fue un tipo modesto que vivió en Barrios altos y trabajaba en el Rimac. Jaranero y bohemio, la vida le pasó la factura pues murió de tuberculosis. La leyenda dice que la inspiración le venía en cualquier momento, que solía conversar y que de pronto interrumpía para sacar su libreta y escribir una canción.

Cementerio Presbítero Maestro. Lima - Perú
Vivió siempre en Lima y fue muy sensible a lo que la ciudad estaba viviendo durante los años 20 y 30: la modernidad y también las luchas sociales. Una muestra de todo ello es su fantástico vals EL PLEBEYO, donde revela su sensibilidad social. Su entierro fue multitudinario como es el de los grandes héroes populares pero no hubo ni un solo artículo u obituario por él ese día. Los años le darían la gloria que en vida no conoció. Su tumba está adornada con su busto de bronce y la musa de la música. Las rejas tienen forma de pentagrama y fueron hechos por Nicomedes Santa Cruz, otro compositor excepcional, que fue herrero de profesión.

La visita se cierra en la misma Capilla del Cristo Yaciente y allí se presentan algunos números artísticos como bailes de marinera u otros. Los buses esperan fuera para volver a llevarnos al Centro de Lima, al local de la Beneficencia. Son las 11 de la noche y las calles de Lima, largas, cubiertas de sombras, están solitarias. No parecen las calles donde solo hace unas horas el caos lo empapaba todo. Y camino como un espectro entre ellas, sin dejar de pensar en qué ciudad realmente está más viva, si la de los muertos o la de los vivos.


Pablo

Cementerio Presbítero Maestro. Lima - Perú
Cementerio Presbítero Maestro. Lima - Perú

DATOS UTILES

- Sociedad de Beneficencia de Lima Metropolitana
Jr. Carabaya 641- Cercado de Lima.
Telfs.: 427-3798
http://www.sblm.gob.pe/


- El costo de la entrada es de S/. 10 por adulto y S/. 5 nuevos soles por niño, incluye el traslado de ida y vuelta en bus y el guiado.

- También se puede visitar el Cementerio de día pero hay que pagar en la entrada 10 soles, en este caso no hay guía. Otro  modo es llevando un ramo de rosas y diciendo que visitarás a un pariente, así te dejan entrar gratis. Es mejor llegar allí en taxi y acompañado, los alrededores no son lugares seguros.

- Las visitas se han incrementado desde el año 2008  ya que cada vez vienen siendo más famosas estas visitas. En una noche puede ir hasta 500 personas.

- No dejar de visitar por nada del mundo el hermoso CRIPTA DE LOS HEROES DE LA GUERRA DEL PACIFICO, es un lugar estupendo, iluminado y muy conmovedor. Acaba de cumplir 100 años.

- Algunos datos fueron tomados del libro ESCULTURA MONUMENTAL Y FUNERARIA DE LIMA.

12 comentarios:

Brinda Mair dijo...

Llegue a tu blog haciendo zapping desde otro, atraida por la informacion de Cajamarca a donde regresare en breve luego de 20 años... Y hace horas que leo. Viajo mucho, busco en los lugares que visito lo que la gente no suele ver y me encanto descubrir lo que tu ves. Impresionante tu blog. No suelo engancharme en las lecturas de Internet porque la mayoria son muy esquematicas. Aqui, en esta noche, me he sentido gratamente atrapada por tu narrativa. Gracias!!

Pablo Solórzano dijo...

Estimada Brinda, primero que nada gracias por haberte dado un tiempo para caer por aquí por la brújula. Y felicidades por volver a Cajamarca después de tanto tiempo; es un lugar maravilloso aunque como muchas partes del Perú lleno de contradicciones. Lamentable los últimos tristes sucesos que allí han pasado. Como tu también soy un viajero que trata de buscar sitios que están al margen de los clásicos circuitos turísticos. Aunque claro, si me toca ir a un lugar al que va todo el mundo busco una mirada particular, mirar con nuevos ojos lo que ya se ha visto mil veces. Muchas gracias por tus palabras, al fin y al cabo para eso se escribe: con la esperanza de que lo escrito pueda servirle a alguien que visita los lugares por donde uno ha ido. Espero que todo te vaya de maravillas allí en Cajamarca y cualquier dato que necesites aquí estamos. Gracias de nuevo y mucha suerte. Pablo

Anónimo dijo...

hola ME gustaria saber donde es que sale el bus del tour que dias y e precio!!

Pablo Solórzano dijo...

Hola, gracias por tu visita... al final de este escrito puedes ver la página y los precios, ojos son del 2008... en todo caso te dejo la página actualizada de la Beneficencia, quizás allí puedas encontrar info más fresca... saludos!!

http://www.sblm.gob.pe/index.php?option=com_content&view=article&id=73&Itemid=125

Anónimo dijo...

hola!!
tu blog es muy bueno yo como chica no me gusta leer lecturas en internet porque generalmente son muy aburridas , pero tu blog me encanta tu blog , yo lo recomendaria.
te agradeceria si me dieras la direcciones de tus otros blogs y si no tienes otros blogs pues comienza a crearlos.tu informacion es muy buena sigue asi
gracias!!!....
^-^
:)

Pablo Solórzano dijo...

Hola gracias por tu visita y tus palabras. No tengo otros blogs, por el momento. Este es el único, espero que nos visites pronto de nuevo. Saludos!

Adriana Lobo dijo...

muchas gracias por todo lo que escribiste........me sirvió para entender algo sobre esta festividad......el dia de los muertos.
muchas gracias.

Anónimo dijo...

los precios siguen iguales?

Anónimo dijo...

muy interesante la invitación sera motivo de ir

Anónimo dijo...

Buenas tardes, quisiera contactar con algún guía, para un recorrido por el cementerio con un grupo de amigos de noche,Gracias.

Anónimo dijo...

Se que mis bisabuelos fueron enterrados en ese cementerio a principios del siglo xx; ¿habrá bases de datos o archivos que me puedan informar al respecto?
A donde me debo dirigir o que trámites debo de hacer.

Pablo Solórzano dijo...

Buenas noches, quizás podría dirigirse a la oficina de la Beneficencia de Lima que es la que dirigie los tours y hasta done sé administra el cementerio. Gracias por su visita. Saludos!

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...